Privados de libertad de La Mosquitia contraen matrimonio con sus amadas

466 views

***Las parejas contaron con un cortejo de boda con caballeros y madrinas quienes compartieron el momento de felicidad.

Tegucigalpa, Honduras

En una emotiva ceremonia realizada en el salón de usos múltiples del centro penitenciario de La Mosquitia, municipio de Puerto Lempira, Gracias a Dios, se celebró la doble boda en la que dos privados de libertad unieron sus vidas a las mujeres que han demostrado su amor apoyándolos durante el tiempo que han permanecido recluidos.

“Prometo amarte, apreciarte y honrarte a partir de hoy durante todos los días de nuestras vidas, tanto en los buenos como en los malos momentos. Juro serte fiel siempre, y apoyarte cuando me necesites”, fueron las palabras de Amado Martínez y Yansito Laimans a sus novias y ahora esposas.

La boda

Vistiendo trajes negros, los novios tomaron de la mano a sus amadas a quienes condujeron hasta el altar cruzando por un túnel formado por los brazos de los caballeros y damas de honor, quienes con una sonrisa en sus rostros felicitaron a la pareja por dar el gran paso al formalizar su relación por medio de la bendición de Dios.

El reloj marcaba las 9:00 de la mañana cuando el representante de la iglesia inicio la ceremonia: “Estamos aquí junto al altar, para que Dios garantice con su gracia su voluntad de contraer matrimonio, Cristo bendice grandemente su amor”, fueron las palabras del religioso al iniciar la boda.

Después de proclamar sus votos matrimoniales, y dar el “si acepto”, las parejas ofrecieron a los invitados un pequeño refrigerio en el que departieron por unos minutos hasta que los internos tuvieron que regresar a sus módulos a esperar la llegada del día de la visita conyugal para consumar su acto de amor.

Derecho

Las autoridades penitenciarias felicitaron a las parejas por comenzar una nueva etapa al unir sus vidas, les recordaron que a partir de ahora son una sola persona que deben apoyarse en los buenos y malos momentos, en la salud y la enfermedad, así como disfrutar los momentos de felicidad cuando estén juntos.

Recordaron que el hecho de estar privados de libertad, no significa que no tienen derechos, ya que el único derecho que han perdido temporalmente es el de la libertad, “ustedes tienen derecho a formar una familia a la cual tendrán que apoyar y ser ejemplo de cambio y superación para sus futuros hijos”.

Al respecto las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP), informaron que en varios establecimientos penitenciarios se han realizado bodas, incluyendo en los denominados “Pozo I y II”, en Ilama, Santa Bárbara y Moroceli, El Paraíso, respectivamente.

Respeto a la familia

Indicaron que estas bodas son producto de las diferentes charlas y consejerías que se imparten a las personas privadas de libertad sobre el valor y la importancia que tiene la familia en sus procesos de rehabilitación y reinserción social. Se les hace consciencia que en su situación sus padres, esposa e hijos son el mayor sustento emocional.

“La esposa juega un papel muy importante en la vida de los privados ya que ella pasa al pendiente de sus necesidades, es la que los visita cada fin de semana y les da el apoyo moral y emocional que ellos necesitan durante estos momentos en que deben cumplir con su privación de libertad en un centro penitenciario. GO/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2QARIB4

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...