Dominicanos comprueban que Olancho ha reducido muertes en recién nacidos

980 views

*** La delegación dominicana visitó los centros de salud de Dulce Nombre del Culmí y Juticalpa para comprobar los planes de calidad implementados por la Secretaría de Salud de Honduras y el BID a través de la Iniciativa Salud Mesoamérica.

Tegucigalpa, Honduras

El Ministerio y el Servicio Nacional de Salud de   República Dominicana visitaron el centro infantil de Dulce Nombre de Culmí y el Hospital San Francisco de Juticalpa en el Departamento de Olancho, donde conocieron las metodologías y procesos aplicados para lograr reducir este número de muertes que se producen durante el proceso de parto.

Los avances logrados en la reducción de muerte materna y neonatal en Honduras han sido visitados y comprobados esta semana por una delegación del Ministerio de Salud y del Servicio Nacional de Salud de   República Dominicana.

En el Hospital San Francisco de Juticalpa, en Olancho, nacen 5.765 niños al año. En los últimos cinco años los trabajadores de este centro de salud han logrado prácticamente eliminar los casos de muerte materna (sólo dos casos desde 2013) y han reducido en más de la mitad el número de muertes neonatales, pasando de 59 casos en 2013 a 24 en 2018.

La mejora de la calidad en la atención ha sido la clave de este éxito, que se ha producido gracias a la colaboración entre la Secretaría de Salud de Honduras (Sesal) y la Iniciativa Salud Mesoamérica, gestionada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La delegación dominicana estuvo compuesta por la asesora del Ministerio en salud materno e infantil, Luz Herrera, la directora de atención primaria, Hilda el Cruz, el director de asistencia a la red Víctor Calderón, y la encargada del departamento de calidad del servicio, Claudia Bautista.

Asimismo, participaron, la secretaria ejecutiva de la Iniciativa Salud Mesoamérica Emma Iriarte, el especialista de salud del BID en Honduras, Hugo Godoy y Calorina González, especialista de salud del BID en República Dominicana.

La delegación dominicana pudo comprobar de primera mano los planes de mejora de la calidad que se han implementado desde el año 2013 en el centro de salud materna e infantil de Dulce Nombre de Culmí, gestionado por Predisan, y en el Hospital San Francisco de Juticalpa.

Estos dos centros han recibido desde el año 2013 el acompañamiento del BID a través de la Iniciativa Salud Mesoamérica, un proyecto destinado a mejorar la calidad y el acceso a la salud de las mujeres y los niños más pobres de los países de Mesoamérica.

La visita de la delegación dominicana concluyó esta mañana con una reunión con la ministra de Salud de Honduras, Alba Consuelo Flores la viceministra de Salud, Fanny Mejía, el viceministro de Salud, Roberto Cosenza, y el representante del BID en Honduras, Eduardo Marques Almeida.

Por su parte, la ministra de salud de Honduras, Alba Consuelo Flores, expresó que el recurso humano es el más valioso, y que se aspira a fortalecer los procesos de atención primaria uniendo esfuerzos con los Gobiernos locales que son un motor importante en las comunidades y han realizado una gran labor en los hospitales que se ha desarrollado la iniciativa salud Mesoamérica.

El Representante del BID en Honduras, Eduardo Marques Almeida, reiteró el compromiso del BID a contribuir en la mejora y acceso de la salud de los hondureños a través de la iniciativa que se está realizado en el país.

Almeida puntualizó, que, desde el comienzo de la primera operación, hasta la actualidad, la Iniciativa Salud Mesoamérica ha prestado atención a 67.624 mujeres en edad fértil y a 33.261 niños menores de cinco años que viven en las regiones más vulnerables de Honduras. El proyecto se ha centrado en Intibucá, Copán, La Paz, Olancho, Lempira y Choluteca.

Por su parte, las autoridades del ministerio de salud de Republica dominicana compartieron su experiencia que está desarrollando este país para el fortalecimiento de su sistema de salud.

Para los representantes dominicanos la experiencia de San Francisco ha sido enriquecedora, porque observaron el efecto que genera el hacer un cambio con los recursos humanos, los cuales trazan la diferencia en la calidez y calidad en el sistema de salud.

Destacaron que el micro proceso ha generado un cambio y sin grandes tecnologías, se observó que las redes de servicios donde se pueden formar personal con calidez, son desafíos la calidez, la comunicación asertiva, que el equipo de primer nivel es holístico donde se trabaja en la familia, en la educación doméstica.

El equipo del Ministerio de Salud y del Servicio Nacional de salud, de Republica Dominicana manifestaron el interés por aplicar algunas de las estrategias de buenas prácticas que se han aplicado con éxito en Honduras para la disminución de la mortalidad materna e infantil en el país, y agradecieron la oportunidad que generó el BID para conocer la experiencia de Salud en Honduras y la atenciones de la secretaria de salud.

Finalmente, la ministra de Salud en Honduras agradeció las observaciones de la delegación y coinciden en pensamiento y el entusiasmo. Y espera en un futuro compartir más experiencias de esta iniciativa.

Cabe destacar que, los resultados de la medición del segundo proyecto de la Iniciativa Salud Mesoamérica (2013-2017) verificaron importantes avances en el acceso a la salud del 20 por ciento más pobre de la población del país.

Entre los principales logros se destaca el aumento del parto institucional, que ha pasado de un 68,6 por ciento en 2013 a representar un 84,7 por ciento en 2017. De igual manera, se ha producido un notable aumento en la atención de acuerdo con las normas médicas de las complicaciones neonatales, subiendo de un 10 por ciento a un 42,9 por ciento del total en apenas tres años.

La atención prenatal durante el primer trimestre del embarazo también ha mejorado de manera sustancial entre las mujeres más vulnerables de Honduras: en 2013, sólo un 59,2 por ciento recibía esta atención mientras que, en 2017, esta cifra ascendió al 89 por ciento.

También destaca el aumento de las atenciones postparto en los siete primeros días tras el nacimiento, que han pasado de representar un 47 por ciento en 2017 a ocupar un 60,4 por ciento en 2017.

La Iniciativa Salud Mesoamérica (ISM) es una iniciativa público-privada gestionada por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) que nació en el año 2011 con el objetivo de apoyar a los países de Mesoamérica a lograr las metas de salud establecidas para 2015, especialmente para las mujeres y los niños que se encontraban en el 20% más pobre de su población.

Este modelo de desarrollo está basado en la fórmula de financiamiento basado en resultados y cuenta con el apoyo de la Fundación Carlos Slim, la Fundación Bill & Melinda Gates y los Gobiernos de España y Canadá. De esta manera, los donantes y el BID aportan el 50 por ciento del capital y el otro 50 lo aporta el país.

Si el país cumple con las metas negociadas, recibe un premio equivalente al 50 por ciento de su contribución original y los gobiernos pueden invertir este dinero libremente en el sector salud de sus países.

El modelo de la ISM combina la oferta y demanda, el incentivo a nivel nacional, el apropiamiento de los gobiernos, el apalancamiento de recursos financieros, la medición externa y el acompañamiento técnico en todos los niveles.

Cabe mencionar que, la combinación de estos factores está permitiendo garantizar resultados y un mejor desempeño de los sistemas públicos de salud. FH/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2HhLXVC

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...