La “Morenita de Suyapa” deja huellas en la vida de los hondureños  

1273 views

*** “Ha sido un proceso duro, por tantas dificultades que ha tenido que pasar, ya superó un cáncer en la sangre, dos infartos y eso, es lo que le agradezco a Dios”, fueron las palabras de doña Esther Ávila, madre de Yesther.

Fernando Herrera
Tegucigalpa, Honduras
Doña Martha Martínez

Miles de feligreses con sus rostros llenos de fervor, amor, emoción y fe, expresan sus muestras de agradecimiento frente a la “Morenita de Suyapa”, muchos de ellos llegan desde el interior del país.

Este es el caso de Doña Martha Martínez, residente de la Paz, quien manifiesta haber sido sanada de gastritis en el estómago.

“La virgen de Suyapa es muy milagrosa, me ha curado de gastritis en el estómago”, fueron las palabras de doña Martínez, con un rostro lleno de emoción y gentileza.

Doña Esther y Yesther

Por otro lado, doña Esther Ávila, también de la Ciudad de la Paz, quien visita a la Virgen de Suyapa desde hace tres años, comentó a Hondudiario que no deja de agradecer por la vida y la salud a la “Morenita”.

Ávila comentó que María de Suyapa para ella “es la madre de Jesús, y vine a agradecer un año más de vida, por el trabajo, y por el caso particular de mi hijo Yesther Ávila; él tiene fe”.

Explicó que “Él (su hijo) nació prematuro, a los 6 meses con un peso de dos libras, pero Dios me lo ha permitido tener, y como un milagro de vida que él es, yo le vengo a agradecer a la virgen”.

Además, dijo que, “para Dios no hay cosa imposible y la autoestima que él maneja es muy alto”.

Yesther Ávila, hijo de doña Esther no puede mover sus pies, usa silla de ruedas y según su madre no le han podido diagnosticar el tipo de enfermedad que él tiene.

En esa razón, manifestó que, “ha sido un proceso duro, por tantas dificultades que ha tenido que pasar, ya superó un cáncer en la sangre, dos infartos y eso, es lo que le agradezco a Dios”.

“Lo más fundamental para el ser humano es tener fe y después de eso, agradecerle a Dios por la salud”, dijo.

“El proceso ha sido largo, pero los frutos que yo estoy cosechando cualquiera los desea”, concluyó doña Ávila.

Doña Marizela Turcios

 Por su parte, una de las servidoras de la Basílica Menor Nuestra Señora de Suyapa, Marizela Turcios dijo que tiene más de 22 años sirviendo a María de Suyapa.

Cabe mencionar que, en la basílica hay al menos 200 servidores, los cuales atienden en esta temporada a todos los hondureños que visitan la venerada imagen.

En ese sentido, doña Marizela expresó que, “el servicio ha sido gradual, empecé asistiendo en las Eucarísticas, después involucrándome en el servicio religioso y ahora en Caritas Suyapa, atendiendo a los peregrinos y a los adultos mayores”.

Tras preguntarle, ¿Por qué sirve a Dios de esta forma?, su respuesta fue: “por haber tenido un encuentro personal con Dios en mi adolescencia, eso me ha permitido identificar que Dios es el único ser que lo sostiene a uno, y la virgen de Suyapa es la compañía, la permanentemente servidora nuestra, es la que nos da fortaleza, alegría y nos acoge como ciudadanos, peregrinos y como católicos”.

Turcios dijo que la Doctrina Social de la Iglesia Católica le ha permitido entender que Dios la tiene aquí (en la basílica) para servir y ayudar al prójimo, “creo que estoy en esa etapa”, agregó.

Continuó y dijo que la virgen no solo ha hecho un milagro en su vida, sino que varios.

“En mi infancia tuve una experiencia muy fuerte, yo procedo de las fincas bananeras del Norte del país, ahí se sufre mucho de las inundaciones; en dos oportunidades tuve esa experiencia de haber vivido esas inundaciones y por milagro, salvar mi vida, en ese momento no me di cuenta, tenía 7 años y Dios por algún motivo me tiene acá”, manifestó doña Marizela, cuando su rostro marcaba una sonrisa.

La servidora de Dios y de la virgen dijo que a lo largo de su vida le ha tocado pasar muchas pruebas difíciles, una de las que más le afectó, fue la muerte de sus dos hijos.

“Estoy convencida de que Dios existe en nuestra vida, no para que no tengamos problemas, al contrario, para que los tengamos y podamos afrontarlos”, acotó.

Agregó, “tengo una experiencia de vida bastante profunda por el largo caminar que he tenido, y porque me siento una persona dichosa, alegre con deseos de servir a pesar de todas esas dificultades”.

Con seguridad expresó, “permanentemente la virgen me ha acompañado y no me ha dejado sola; hoy estamos rindiendo homenajes a la virgen”.

Compartió con el Primer Periódico Digital de Honduras- Hondudiario.com, algunas de las vivencias al recibir a los peregrinos.

En esa razón, afirmó que, “es una emoción que no la puedo expresar, ver a cada una de esas personas con aquel espíritu de fe y entusiasmo de venir a decir todo lo que la virgen ha hecho, el sentir un abrazo y abrazar”. FH/Hondudiario

 

#VirgendeSuyapa Doña Esther Ávila junto a su hijo Yesther, visitan a Santa María de Suyapa desde La Paz hace varios años, en sus rostros se manifiesta el agradecimiento por la vida y la salud; no deje de ver este singular testimonio, el cual ha marcado para bien, la vida de esta familia.

Posted by Hondudiario.com on Saturday, February 2, 2019

Virgen de Suyapa

“De lo que la virgen a hecho en mi vida: la fe, alegría, entusiasmo, el deseo de seguir viviendo y sobre todo el deseo de servir a los demás”, palabras llenas de emoción de doña Marizela Turcios, integrante del equipo de servidores de la Basílica Menor de Suyapa.

Posted by Hondudiario.com on Saturday, February 2, 2019

 

URL Corta: http://bit.ly/2t3xJxq

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...