“El cáncer tiene cura, no es fácil, pero hay que seguir adelante”: Madre de Ronal

8212 views

*** “Lo que más me ha costado, es recibir y aceptar la noticia de cuando me dijeron que el niño tenía cáncer”, dijo Euceda, cuando en su rostro reflejaba esperanza y hasta cierto punto nostalgia.

Fernando Herrera
Tegucigalpa, Honduras

Doña Dania Euceda, residente del Municipio de Cantarranas- El Naranjal, madre del pequeño Ronal Fernando Torres, quien padece de Leucemia, es una mujer guerrera, la cual ha dado todo por ayudar a su hijo.

Ronal de 8 años de edad, fue diagnosticado con cáncer en la sangre el 7 de marzo del año 2018.

Doña Euceda accedió a contar su testimonio a Hondudiario; al inicio de la entrevista, cuando le preguntamos, cuál había sido su sentir cuando recibió la noticia que su hijo tenía la enfermedad, respondió: “Se siente lo peor del mundo, uno parece que le están diciendo que el niño se va a morir, uno siente que el niño ya no tiene vida”.

La madre de Ronal continuó diciendo que cuando el resto de la familia se enteró, se pusieron tristes, ya que el proceso que han pasado ha sido largo.

“Lo que más me ha costado, es recibir y aceptar la noticia de cuando me dijeron que el niño tenía cáncer”, dijo Euceda, cuando en su rostro reflejaba esperanza y hasta cierto punto nostalgia.

Comentó que hay días que Ronal debe  perder la escuela, debido a las quimios y demás exámenes que se le practican para recuperar su salud.

Con una sonrisa en su cara ella nos confió que el niño a veces se levanta de mal humor, quizá sea por los efectos secundarios de la terapia, ya que la misma es dolorosa.

Pese a lo anterior, Euceda manifestó que cuando el pequeño se siente bien, es hiperactivo, muy energético y valiente al momento de someterse a los medicamentos.

Además, doña Dania dijo que Ronal es un pequeño de fe, “él dice que ya no tiene esa enfermedad, que Dios ya lo sanó”, nos comentó.

La madre de Ronal, recordó una de las primeras terapias que el niño recibió, “cuando él estaba ingresado en la sala, se me puso gravecito, cuando inició las quimios se me puso bien mal, le pusieron un montón de aparatos, porque no me le hallaban nada, las venas se le perdieron y se la bajó la presión”, dijo doña Dania, tras un suspiro profundo.

Euceda expresó que cuando recibió la noticia, se puso a llorar, mientras Ronal le decía: “no llores, Dios me va a sanar”.

“Los doctores me dijeron que solo confiara en Dios porque solo le daban tres días de vida”, reveló la madre.

Asimismo, contó que en esos tres días al niño le pegó diarrea, calentura, fiebre y basca. En esa razón dijo que, “los doctores me dijeron que mi hijo estaba bien mal”.

Doña Euceda quiso brindar un mensaje a todas las familias que atraviesan este tipo de circunstancias y dijo que, “sigamos luchando, que el cáncer tiene cura, no es fácil, pero hay que seguir adelante”.

Por su parte, la psicóloga encarga de apoyar a las familias de los niños con cáncer, Graciela Flores, expresó que, “estamos brindando atención a más de 6 mil niños a nivel nacional que están en diferentes etapas de tratamiento, nuestra cobertura es de 0- 18 años”.

Además, la profesional de la psicología manifestó que el cáncer más común en los niños es la Leucemia, requiere de un tratamiento de alrededor de tres años y medio, si no hay ninguna complicación.

Expresó que después de ese tipo de cáncer, están los cánceres de tumores cerebrales, también los tumores del sistema nervioso central y el tercer lugar lo ocupan los cánceres de linfomas (Cáncer de los glagios).

“Es muy importante que desde el momento de la comunicación diagnostica esté la presencia del psicólogo, porque es una noticia bastante impactante donde la persona que la recibe le genera un impacto emocional, que no le permite asimilar la información que el doctor le está diciendo”, acotó.

Flores explicó que, algunos de los cambios físicos a los cuales se enfrenta el paciente son: la pérdida del cabello, el saber que será inyectado múltiples veces para sacar muestras de sangre, la aplicación de la quimioterapia y los efectos secundarios de la misma.

“Esas son situaciones que tenemos que hablar con los padres para que entiendan que así es el tratamiento”, dijo.

Añadió que, es un tratamiento completamente agresivo, incómodo para ellos, pero la Fundación para Niños con Cáncer ha contratado personal en el área de recreación.

Además, manifestó que uno de los restos más grandes que tiene como profesional es lograr convencer a los padres de familia la importancia de aceptar que el niño tiene cáncer, y que no abandonen el tratamiento.

Otro de ellos, según la psicóloga es lograr que un paciente pueda asimilar la enfermedad con actitud positiva, decirle que se convenza que es más fuerte que la enfermedad.

“Que sepan que habrán momentos de dificultad, pero que tienen que poder más las ganas de vivir”, apuntó.

Es necesario dar la intervención psicológica oportuna porque los padres de familia tienen derecho a cansarse, a querer desistir, a llorar, expresó Flores.

Cabe destacar que, la Fundación para el Niño con Cáncer se fundó desde el año 1982, aproximadamente desde hace 36 años, inició en Tegucigalpa, por iniciativa de un grupo de damas y voluntarios de la sociedad civil, ellos llegaban al hospital a atender necesidades mínimas, como llevarles merienda, cobijas, juguetes.

Según información, actualmente la esta fundación atiende a más de 6 mil niños con diferentes tipos de cáncer a nivel nacional. FH/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2EbJEzI

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...