“Conviértete y cree en el evangelio”, frase con la que inicia la cuaresma el Miércoles de Ceniza

1704 views

*** Según sacerdotes de la Iglesia Católica, la cuaresma que inicia con el Miércoles de Ceniza es un retiro espiritual, tiempo para recogerse en la meditación, en el arrepentimiento de la vida, examinar el corazón para ver en qué se está fallando.

Fernando Herrera
Tegucigalpa, Honduras

El pueblo hondureño que pertenece a la Iglesia Católica, inició este día la Cuaresma con el Miércoles de Ceniza, colocando en el transcurso de la Eucarística una cruz compuesta de polvo de ramos de oliva y agua bendita, con el objetivo de recordar la humildad que debe haber en cada ser humano.

En ese sentido, el sacerdote Luis Enrique Gutiérrez, expresó que una de las frases insignes en este tiempo litúrgico es “del polvo eres y al polvo volverás”.

“El miércoles de ceniza es recordar desde dónde venimos y hacia dónde vamos, recordar que nuestra vida no es nada sin la presencia de Dios”, acotó.

 El sacerdote manifestó que, muchas veces la prepotencia, el orgullo y demás sentimientos negativos hacen olvidar a las personas de donde vienen y hacia dónde van.

La invitación que el sacerdote hace al colocar la ceniza en la frente de cada feligrés es: “conviértete y cree en el evangelio”, es decir, un cambio de vida.

“Ya no podemos seguir en el pecado y por eso las lecturas que escuchamos el miércoles de ceniza giran en torno a volvernos a Dios, arrepentirnos, pedirle perdón a Dios por nuestros pecados, por nuestras ofensas, sobre todo con el deseo de estar siempre con él”, explicó.

Conviértete y cree en el evangelio

Respecto a la frase, el sacerdote Luis Gutiérrez, recordó el antiguo testamento y dijo que, “el pueblo de Isrrael cuando hacia penitencias, se vestía de sayal y se echaba ceniza en la cabeza, como un signo de humildad”.

“La ceniza se saca de las palmas, las cuales se bendijeron el domingo de ramos del año anterior, luego se mezcla con agua bendita para ponerla en nuestra frente”, expuso el sacerdote.

Además, dijo que en este tiempo litúrgico la feligresía católica practica tres relaciones que son importantes: la primera es con Dios- la oración, la otra es con sí mismo- el ayuno y la tercera es con los demás, es decir, practicar la limosna o la ofrenda para con los demás.

“La relación con Dios- la oración; donde se nos pide intensificar la comunicación con él, no es tanto encerrarnos en nuestra casa, sino en el corazón, en lo profundo de nuestras vidas”, explicó el sacerdote.

La segunda relación “es conmigo mismo”, dijo Gutiérrez; “ahí es entonces el ayuno, así como lo decía la lectura: cuando hagan ayuno, no pongan cara triste, lávense la cara y perfúmense”, manifestó.

“El ayuno ayuda cuando nosotros nos detenemos ante la comida tan sabrosa y deliciosa que es para el cuerpo; si hemos aprendido a detenernos ante eso, luego aprenderemos a detenernos del pecado que no es necesario para el cuerpo; por eso es importante el ayuno”, expuso.

Según  el sacerdote comentó a Hondudiario, la tercera relación es con el prójimo, es el fruto del ayuno, “si yo iba a invertir en mi alimento de ese día, lo puedo ayudar a otro con ese dinero, de ahí viene la limosna o la ofrenda”, apuntó.

En resumen, la relación con Dios es por medio de la oración, luego con sí mismo en el ayuno, y la tercera es con los demás, ofrendando y compartiendo.

En esa razón indicó que, “hay mucha gente en Honduras que pasa en ayuno permanente, pero es porque no tienen nada que comer”.

Según nos comentó, la Cuaresma viene del número cuarenta, mismo para los católicos: 40 días que Jesús estuvo en el desierto, momentos en los que el hijo de Dios fue tentado, venciendo al mal por medio de la oración, ayuno y penitencia.

Además, el pueblo de Isrrael estuvo 40 años caminando por el desierto, debido a su rebeldía, dijo.

El sacerdote Enrique, expuso que la cuaresma es un retiro espiritual, tiempo para recogerse en la meditación, en el arrepentimiento de la vida, examinar el corazón para ver en qué se está fallando.

El Triduo Pascual

Sobre ésta frase, Gutiérrez manifestó que, “después de pasar todos los días cuaresmales, llegaremos al domingo de ramos, entrada triunfal de Jesús, donde se resalta la frase el Señor es nuestro Rey, luego viene lo que se conoce como el triduo pascual”.

La liturgia de la Iglesia Católica para concluir la Semana Santa, inicia con el Jueves Santo en la última cena, donde inicia la pasión, muerte y luego la resurrección de Jesús, detalló el sacerdote.

“Cristo no murió por nuestros pecados, sino para liberarnos de ellos, por amor a la humanidad”, afirmó.

El domingo de resurrección se celebra el hecho de que cristo en la cruz, venció la muerte; es por ello, que la cruz para los católicos significa la victoria del hijo de Dios, puesto que para el pueblo de Isrrael era un signo de humillación.

Para los romanos que crucificaban la gente en la cruz era algo vergonzoso y Cristo convirtió ese signo de cruz en victoria.

“Cristo ha vencido la muerte en la cruz, para darnos vida en abundancia”.

Aclaró que, “la cruz no es vista por nosotros (los católicos) como un signo de derrota, de destrucción o humillación, sino un signo de amor de Dios para cada uno de nosotros”.

El sacerdote de la iglesia católica invitó a todos los católicos a participar de la cuaresma con plenitud desde el lugar en donde estén.

“Necesitamos reconciliarnos con Dios, la humildad está perdiendo el horizonte, posiblemente hacía donde vamos es a la perdición”, dijo.

El sacerdote Luis Enrique Gutiérrez aclaró que es por ello que la cuaresma inicia con el miércoles de ceniza, al colocarla en la cabeza pronunciando las palabras “conviértete y cree en el evangelio”.

El sacerdote invitó a los que profesan la religión católica, a no quedarse en la pasión y la muerte de Jesús, sino en la resurrección.

“No podemos quedarnos en la cruz o en el sepulcro, necesitamos resucitar”, exhortó el representante de la iglesia católica. FH/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2XPLP3Q

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...