La profe Aída, a sus 85 años sigue encantando con la belleza de sus manualidades

1907 views
Coma

*** “La satisfacción más grande que he tenido en mi vida, es haber educado con excelencia a muchos niños durante 34 años, porque antes si se educaba bien”, aseguró la maestra jubilada.

Ghiny Vásquez
Tegucigalpa,Honduras

Los recuerdos, la nobleza y la belleza del corazón de la profesora jubilada Aída Salgado, a sus 85 años, son las manifestaciones personales que con su trato diario le reconocen y más por sus manualidades que le sirven de entretenimiento y además le permiten lograr un ingreso económico, en el seno de su hogar.

De estatura baja, tes trigueña, pelo blanco y su voz suave, evidencian el paso de los años en la profesora Aida, como se le reconoce en la ciudad de Talanga, porque aún sigue “encantando” a sus clientes con la destreza y fineza de sus trabajos o manualidades porque mantiene su calidad y la preferencia a pesar de su avanzada edad.

“A mi me encanta hacer manualidades, desde que era niña me gustaba bordar, dibujar y pintar”, expresó la profesora Aída, tiene siete hijos, 33 nietos, 29 bisnietos, y un tataranieto, y aún mantiene su espíritu emprendedor por su talento en la elaboración de manualidades con papel y telas, que son su “pasatiempo” y además le dejan algunas ganancias económicas.

 “La satisfacción más grande que he tenido en mi vida, es haber educado con excelencia a muchos niños durante 34 años, porque antes si se educaba bien”, aseguró la profe.

Actualmente, es una maestra jubilada que se dedica a la elaboración de tarjetería en papel calca, tarjetería con filigrana, (que es una técnica que se usa para decorar tarjetas a base de figuras hechas con tiras de papel), además, pinta manteles, hace adornos de navidad, carteras, zapatos para bebes, bandas para reinas, escarapelas, estandartes, bisutería,  etc.

Cuando estudió en la Normal de Señoritas, siempre resaltó en los bordados, calados, además le gustaba encuadernar, y se esforzaba por hacer buena letra, razón por la que fue reconocida y galardonada.

Durante 25 años, fue la encargada de hacer la letra gótica en los diplomas y reconocimientos de todas las instituciones educativas de Talanga y municipios del norte del departamento de Francisco Morazán.

Para perfeccionar su talento, la docente, hizo cursos de tarjetería en papel calca y en maya plástica, para hacer diferentes formas como canastitas, figuras de animales y otros, mismo que la llevaron a impartir clases en el Banco Central de Honduras, (BCH) y en el Instituto Hondureño de Jubilaciones y Pensiones Magisteriales (Imprema), sobre sus conocimientos en serigrafia y bordado.

Su vasta experiencia dedicación y habilidad para crear, han hecho que las personas soliciten los trabajos de la profesora como se reconoce, también hace decoraciones para cumpleaños, bodas, graduaciones y otros eventos; lo que más le solicitan son tarjetas de invitación.

“La navidad es la temporada más fuerte en donde me encargan más trabajos, hago servilletas, toallas, centros de mesa, adornos navideños para puertas y ventanas y también para árboles de navidad, como caritas de Santa, estrellas y otras cosas.”

En enero del 2017 participó en la primera edición del concurso, “Con arte y devoción vistamos a La Morenita” (virgen de Suyapa) organizado por diario El Heraldo en donde la profesora recibió un reconocimiento, el cual fue muy significativo para ella.

“Algunas personas me dijeron que participara en el concurso, que ellas me iban apoyar y así fue, cuando las encontraba me decían que ya habían votado por mi,  y así fue como me anime a participar, además de que para  fue un orgullo haberle confeccionado el traje a la virgencita, quien me ha dado mucho durante mi vida”, recordó.

El tiempo aproximado que dedica a realizar cada trabajo oscila entre 2 a 3 horas, ya que ella se considera como una persona perfeccionista, “siento que eso es lo que le gusta a la gente, siempre busco la excelencia, todos mis trabajos de manualidades me fascinan, es por eso que siempre quedo satisfecha con mi trabajo”.

Para elevar su imaginación y su creatividad y así mismo ayudar al ambiente, doña Aida utiliza botellas de plástico y vidrio, cajas y otros utensilios que le ayudan a reciclar.

 “Hasta donde Dios y mis fuerzas me lo permitan yo voy a dedicarme a las manualidades, por que aquí yo me siento feliz, más que en otra cosa, en mi mesita yo me ubico y ahí hago todo lo que voy hacer durante el día”.

Doña Aída, estudió en la Escuela Normal de Señoritas en Tegucigalpa, donde fue una de las mejores alumnas de su generación; es originaria de la Colonia Suyapa de Tegucigalpa, madre de 7 hijos. Cuando tenía 24 años, viajó a Talanga en donde radica actualmente, para cubrir una plaza en el Centro de Educación Básica República del Ecuador, en donde laboró durante 13 años.

Continuó su trabajo en la escuela Juan Alberto Melgar Castro y allí impartió conocimiento durante 17 años. En su labor como maestra, Salgado recibió diversos reconocimientos y privilegios, como ser Maestra del Año, presidenta del Colegio Profesional de Superación Magisterial Hondureño (Colprosuma), y fue sub directora de una escuela.

Para contactar los servicios de Doña Aída, puede visitarla en su casa de habitación ubicada en la calle principal de Talanga, frente a gasolinera American Talanga.  GV/Hondudiario

FAMILIA SALGADO 

 

URL Corta: http://bit.ly/2Y0tu3U
Coma