Pasillos del HE, albergue de muchos papás que buscan salud para sus hijos

475 views

***Este 19 de marzo, en Honduras y otros países se celebra el día del padre, una fecha para recordar el ejemplo de aquellos que cumplen con su papel.

Tegucigalpa/Honduras

Por los pasillos y diferentes salas de Hospital Escuela (HE) se puede ver a varios padres de familia sentados en las bancas o recorriendo el centro en busca de atención médica, sin tener el resultado esperado.

Con sombreros, gorras o mostrando las canas, varios hombres de edades avanzadas,  llegan al centro médico, algunos acompañados por familiares, con los cuales madrugan a buscar cupos en las especialidades del hospital desde diferentes zonas de la capital o del país.

Este es el caso de Carlos Rivera, un conductor de carga que a la edad de 66 años continúo laborando en su vehículo hasta que su presión arterial le impidió seguir trabajando, con la que logró cuidar de 5 hijos.

“Nací en Choluteca, pero ahora vivo en Santa Lucía con mi hija, y siempre nos hemos llevado bien con mis cinco hijos y mis nietos. He venido recientemente al centro por mi enfermedad (presión arterial), que no me deja trabajar, pero estoy con mi hija, en su casa, con mis nietos”, expresó.

Para Don Carlos, las familias tienen problemas y divisiones por causa de la situación social “el mal entendido entre padres e hijos es por las drogas y las maras que afectan al país”, y por ello dejan de lado a sus padres que con los han criado.

Por otro parte también se encuentran padres como Don Antonio López, un caballero originario de Guajiquiro, La Paz, que pese a su edad, se ha traslado a Tegucigalpa para cuidar de su hijo, uno de siete, que se encuentra interno en el HE y es quien ha estado al pendiente desde días anteriores cuando fue intervenido.

Don Antonio, a pesar de no vivir con sus hijos, se mantiene en contacto con ellos y siempre los recibe con cariño, al igual que a sus nietos.

Según relató el señor López “desde que terminaron la escuela se fueron a Tegucigalpa a buscar trabajo y ahora viven allí, pero yo mantengo una buena relación con ellos y a los más cercanos siempre los espero en mi casa”.

“Desde el día en que somos padres, debemos sentirnos contentos con nuestros hijos, por eso debemos darles el amor y el cariño para que ellos se sientan felices con uno también”, concluyó el señor López.

Estos solo son algunos ejemplos, de los padres que a diario pasan por los pasillos del principal centro asistencial, algunos en busca de medicina propia; pero en muchos caso, velando por la salud de sus hijos. BM/Hondiduario

URL Corta: http://bit.ly/2Ogzwcu