La Cueva del Amor, una de las atracciones turísticas de Punta Sal

1305 views
Coma

*** La exuberancia es un calificativo que se queda corto para describir los parches de bosques primarios locales que son el hogar de especies de plantas y animales como el manatí, cocodrilo, tortugas marinas, aves acuáticas.

Tegucigalpa, Honduras

La Cueva del Amor, se ubica en la Península Punta Sal, un lugar que atrae a muchas parejas nacionales e internacionales, puesto que son por muy visitadas sobre todo para la temporada de verano.

Según cuenta la tradición, en una cueva ubicada en medio de la costa está el secreto para que una pasión de verano se convierta en amor verdadero. Se trata de la cueva del amor, donde según los pobladores si una pareja recorría los casi 100 metros de camino nadando juntos, su amor sería eterno.

La exuberancia es un calificativo que se queda corto para describir los parches de bosques primarios locales que son el hogar de especies de plantas y animales como el manatí, cocodrilo, tortugas marinas, aves acuáticas y terrestres.

 

Una de las aves que más es admirada por los intrépidos que deciden zarpar desde el puerto de Tela hacia el parque es el pelícano, a la cual es común encontrar en bandadas reposando sobre las formaciones rocosas que sobresalen del mar.

Los dueños de un cautivar simpático son los monos aulladores que tienden a asomarse entre las ramas de los árboles del bosque que han conquistado, el cual fue bautizado con el nombre de su especie.

Las seductoras playas se funden con los ambientes terrestres del parque donde los recorridos por senderos adornados con puentes de madera brindan a los turistas la oportunidad de visitar un edén natural.

En las típicas casas habitan más de 6 mil personas que pertenecen a grupos étnicos bien marcados, como el garífuna, que se asentó en la zona costera, y los ladinos o mestizos, que se han arraigado a la zona desde diferentes lugares del país.

La diversidad cultural permite a los visitantes apreciar los ritos de culturales ancestrales y una amplia gastronomía.

Un suculento pescado frito o camarones acompañados de tajadas de plátano son el majar por excelencia de la zona.

Punta Sal puede considerarse un territorio virgen pues debido a su aislamiento geográfico posee sabanas inundadas, pantanos, manglares, playas rocosas, playas arenosas, bosque húmedo tropical, altos farallones rocosos, canales, lagunas costeras y fondos marinos con arrecifes coralinos. FH/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2Oitbgv
Coma