Conadeh pide despenalizar los delitos contra el honor a periodistas y particulares

633 views

***El ejercicio del periodismo se ha convertido en una labor de alto riesgo para quienes lo ejercen, para el caso, 77 personas vinculadas a medios han muerto violentamente en circunstancias desconocidas, al registrarse el 92 por ciento de impunidad.

 

Tegucigalpa,Honduras
Roberto Herrera

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), Roberto Herrera Cáceres, advirtió que la sanción penal de los delitos contra el honor intimida y disuade no solamente a los periodistas, sino que también a los particulares en el ejercicio de su derecho a la libertad de opinión, por lo que recomendó la despenalización de los mismos.

Explicó que su posición está sustentada no solamente en los lineamientos de los textos nacionales e internacionales, en materia de derechos humanos, sino que en la misma jurisprudencia que es de carácter obligatoria su aplicación.

Agregó que aquí entra en juego la convencionalidad de decir como nuestras leyes y nuestra Constitución están de acuerdo con los tratados internacionales y, en este sentido, la Corte Interamericana de Derechos Humanos y la misma Comisión Interamericana de Derechos Humanos han recomendado que las sanciones penales de los delitos contra el honor deben excluirse en esa materia, como regla general.

Sostuvo que las sanciones penales constituyen una actitud demasiado severa del Estado frente a la libertad de expresión del pensamiento que tiene una doble función.

La función individual del derecho de la persona a expresarse libremente y el derecho de la sociedad a estar bien informada y documentada para poderse formar sus propios juicios.

Declaró que en democracia hay mucho riesgo que por la vía penal se pueda no sólo afectar desproporcionadamente a la persona, sino que la libertad de expresión.

El Defensor del Pueblo expresó que es necesario fomentar siempre un ambiente cada vez más favorable a la libertad de expresión en una sociedad que busca democratizarse.

Recordó que la libertad de expresión tiene una dimensión individual y otra social y que, si bien es un derecho humano igual que el resto de los derechos, esa doble dimensión siempre debe ser tenida presente en toda adopción de legislación.

No obstante, aclaró que la libertad de expresión no es un derecho absoluto, ya que trae consigo deberes y responsabilidades por cumplir y, el deber fundamental de quien ejerce esa libertad es respetar los derechos humanos de los demás.

Agregó que, por esa doble dimensión de la libertad de expresión, el Estado debe hacer lo máximo para evitar poner restricciones que le afecten, pero siempre asegurando el respeto al derecho al honor, al buen nombre y reputación de las personas con responsabilidades y sanciones idóneas, necesarias y proporcionales que no afecten la libertad de expresión responsable en una sociedad democrática.

Reiteró que las sanciones penales son las más severas que se pueden contemplar dentro de la legislación de un Estado y, en general, no parecen idóneas ni necesarias ni proporcionales para favorecer ese entorno favorable para la libertad de expresión ya que tienen efectos intimidatorios y tienden a inhibir esa libertad.hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2UnNQFp