El gorgojo social

1286 views

Mario Fumero

Honduras ha sufrido un ataque mortal en sus bosques, que ha producido la destrucción de miles de hectáreas de pino, lo que ha generado daños terribles, principalmente a las fuentes de agua. Esto se debió al gorgojo descortezador, un insecto que ataca los pinares. Entre las varias especies de gorgojos del pino, el más común en Honduras es el Dendroctonus frontalis, el cual es el que predomina en Centroamérica, y es una de las plagas más destructivas presente en nuestros medios. La única forma de combatirlo es cortar los arboles infectados, para evitar su propagación.

Pero además del gorgojo descortezador del pino, encontramos en nuestro medio otro gorgojo peor, pero éste no ataca los árboles, si no a las personas. Es el gorgojo de la ambición y la codicia, que genera una enfermedad social que tristemente lo inunda todo. Este gorgojo social, que produce una enfermedad destructiva, se la llamada “CORRUPCIÓN”. Igual que el gorgojo del pino, la corrupción destruye todos los valores sociales, generando frustración, violencia, miseria, decadencia, mentira, engaño, fraude, narcotráfico y muerte.

Una de las consecuencias del subdesarrollo nuestro radica en la proliferación del gorgojo de la corrupción, y el mismo ha penetrado en todas las esferas de la sociedad, incluyendo a algunas iglesias cristianas, y combatirlo es tan difícil, como lo es los bosques. ¿Por qué la corrupción es difícil de erradicar? Porque destruye todos los valores humanos, dejando a la persona insensibilizado y carcomida por el gusano de la codicia, que tristemente genera la plaga de la ambición. La Biblia habla de la codicia como el desencadénate de muerte, envidia y lucha por el poder y control (Santiago 4:2) y San Pedro afirma que la codicia hace a los humanos hijos de maldición (2 Pedro 2:14).

¿Cómo podemos evitar el gorgojo de la codicia? Existen dos elementos importantes para podernos inmunizar contrata el gusano llamado “codicia”. El primero es la enseñanza de la integridad, que se aprende desde pequeño, en el hogar. Este se fundamenta en el mandamiento de “no hurtaras” (Éxodo 20:15), enseñándole al hijo que lo que no es tuyo, es de otro. El segundo elemento es el principio del temor a Dios (Proverbio 1:7). ¿Qué es el temor? La inducción a saber que toda acción produce una reacción, y todo pecado trae consecuencias. Es el hecho de respetar las leyes morales y civiles, teniendo conciencia que cuando rompemos las normas establecidas, tantos civiles como morales, tarde o temprano sufriremos las consecuencias y el pecado o violación a la ley traerá consecuencia, y nos pasará factura.

Tristemente la teoría materialista del bienestar al forjado la falsa idea de que la prosperidad es símbolo de felicidad, y para logarlo, se necesita dinero y poder. Esto desencadena la ambición, lo cual lleva al afán, y produce la ansiedad (Mateo 6:34). El amor al dinero arrastra al individuo a usar métodos incorrectos para obtener lo que quiere, con la teoría que “el fin justifica los medios”. A su paso arrasa con los demás. El codicioso solo piensa en tener, y cuanto más tiene, más desea, naciendo el gorgojo de corrupción, que lo carcome todo, produciendo miseria e injusticia. Es ahí cuando se cumple la palabra de San Pablo al afirmar que “porque raíz de todos los males es el amor al dinero el cual codiciando algunos, se extraviaron de la fe, y fueron traspasados de muchos dolores.1 Timoteo 6:10.

¿Cómo erradicar este gorgojo moral de la corrupción? Quizás tendremos que investigar como lo hizo Singapur para acabar con el mismo. Es algo semejante al gorgojo del pino. Solo hay un elemento que puede detener este gorgojo moral, es el temor a un sistema judicial que funcione imparcialmente, y que no permita que la impunidad reine frente al fraude, hurto y extorción. Pero ¿Cómo evitarlo cuando el deseo de tener ha calado hasta en los púlpitos religioso? Tristemente mientras no nos inmunicemos ante la avaricia y la codicia, difícilmente mataremos esto gorgojo moral que lo está destruyendo todo.

mariofumero@hotmail.com
www.contralaapostasia.com

URL Corta: http://bit.ly/2WTX7mf

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...