Sistema sanitario hondureño entre, corrupción, epidemias y huelgas

822 views

***Una de las grandes epidemias que aún no se ha logrado abatir en todas las áreas de desarrollo social del país es la politización, una carcoma que también corroe al sistema de salud.

Tegucigalpa, Honduras Edgardo Cruz

Los estudios revelados años atrás por organizaciones que luchan para combatir la corrupción en Honduras, detallan que son más de treinta años que cumple Honduras de haber entrado en un proceso democratizador; se han esperado muchos cambios en áreas vitales como la salud. Sin embargo, la politización, mediocridad y la corrupción son las diversas epidemias que diezman el sistema sanitario.

De acuerdo a informes de la organización Medicus Mundi Gipuzkoa, Honduras tiene un sistema de salud colapsado, anclado en el paradigma biomédico, que dedica escasos recursos a la prevención y a la Atención Primaria y que deja sin cobertura a una gran parte de la población y se ven reflejado en los pocos avances que el país ha tenido en los principales indicadores. El país sigue en la “cola” comparado con los demás países centroamericanos.

El Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), presentó cuatro nuevas líneas de investigación de actos irregulares en Salud ante las autoridades del Ministerio Público (MP), el informe involucra 224 funcionarios públicos y un perjuicio económico hasta por 426 millones de lempiras.

Asimismo, detalla que 719 millones es el perjuicio económico contra el estado hondureño identificado por el CNA en 14 líneas de investigación en el sector Salud.

Donde el primer caso involucra sobrevaloraciones en la compra de medicamentos, en algunos casos de hasta el 60 por ciento. En esta red identificaron la participación de 65 funcionarios y siete sociedades mercantiles y los actos irregulares se llevaron a cabo en un período de cinco años entre 2010 y 2015. En este caso se adjudicaron 221 órdenes de compra mediante la modalidad de licitación privada. El perjuicio económico en este caso asciende a 27 millones de lempiras.

El segundo caso involucra, según la denuncia del CNA, a 39 funcionarios públicos de Salud, 11 socios privados y cuatro empresas a las que se adjudicaron 126 órdenes de compras que entre 2010 y 2013 sobrevaloraron la compra de medicamentos e insumos médicos hasta en 59 por ciento, resultando en un perjuicio de más de 18 millones de lempiras contra el estado hondureño.

El informe detalla que, al hacer una revisión de la calidad y problemas del sistema sanitario, resaltan de forma notoria aspectos que podrían aseverarse, son los que mantienen la atención médica de Honduras con baja calidad y en los últimos lugares si se comparan con el resto de países centroamericanos.

Asimismo, el CNA revela que con los L 426.3 millones que identificó como perjuicio económico al estado en el sector salud producto de los tentáculos de la corrupción: se pudieron haber contratado cerca de mil médicos generales por un año completo para el sistema sanitario público.

De igual forma con la misma cantidad se informa que se pudo haber abastecido de medicamentos por tres años consecutivos el Hospital Escuela.

Y mientras una gran parte de la población no tiene acceso a una atención médica por la falta de centros asistencial cercanos a su comunidad, mientras la otra gran parte, espera hora tras hora en los hospitales y lo que reciben es una mala atención.

Otro de los grandes problemas que, para la entendida en la materia, forman parte de la mala atención médica que el gobierno brinda a través del sistema de salud, es la inaccesibilidad que tienen la mayoría de los hondureños que viven en las afueras de la ciudad o en el casco urbano, debido a los pocos centros asistenciales que existen, pues la mayoría carece de medicamentos y cuenta solo con un auxiliar de enfermería.

Una de las grandes epidemias que aún no se ha logrado abatir en todas las áreas de desarrollo social del país es la politización, una carcoma que también corroe al sistema de salud.

Si hablamos de calamidades pandémicas que afectan la salud de los hondureños es la epidemia por el zancudo aedes ageipty y reportes de la Secretaría de Salud revelan que el acumulado de casos de dengue no grave a la semana epidemiológica número cinco suman 1,160. Más de 1,300 enfermos por dengue se registran en Cortés. En el mismo período de 2018, Salud había cuantificado apenas 262 casos; es decir, 898 menos, un aumento de 77.4 por ciento a pleno inicio de año.

Las regiones sanitarias con más casos son Cortés con 534; es decir, el 46 por ciento del total, aparte de la Región Metropolitana de San Pedro Sula, donde ya suman 225 casos.

Nicaragua y Honduras son los principales afectados con un alto repunte en la incidencia de personas afectadas por dengue grave. En primer lugar, está Nicaragua con un total de 10,157 casos de la enfermedad viral. Seguido está Honduras con un total de 1,763 casos de dengue y de esos 672 son de dengue grave (hemorrágico). De ahí sigue El Salvador con 972 casos y Guatemala con 418 afectados.

Por su parte el Colegio Médico de Honduras (CMH) ha convocado a paros indefinidos los médicos y seguirán en asambleas a nivel nacional hasta lograr la derogatorias de al menos 11 decretos, entre los que figuran declaratorias de emergencia en salud y educación, así como otras figuras que alegan conducen a la privatización de servicios. Con esta medida, miles de pacientes se quedaron ayer sin recibir atención médica, pues únicamente las emergencias permanecen habilitadas.

Los doctores llevan varios días consecutivos en asambleas informativas. Carlos Umaña, presidente de la Asociación de Médicos del Instituto Hondureño de Seguridad Social (Amihss), manifestó que el Colegio Médico los continúa llamando para hoy con las asambleas “en todos los hospitales y centros de salud de la Secretaría de Salud y el Seguro Social y el lunes estarán dando las estrategias de la siguiente semana. Desde ya se nos ha adelantado que de no derogar los decretos seguiremos en asambleas informativas”, dijo.

El sector salud está constituido por dos subsectores. Un subsector público compuesto por la Secretaría de Salud (Sesal) a la cual le corresponde el rol rector, regulador y prestación de servicios de salud a toda la población hondureña y el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) encargado de recaudar, administrar recursos fiscales y los provenientes de las cotizaciones obligatorias de trabajadores y empleadores.

Un subsector privado conformado por instituciones con o sin fines de lucro. La Sesal presta servicios al 60 por ciento de la población, el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), asegura al 12 por ciento y el sector privado atiende a el 10 por ciento. En Honduras casi 9 de cada 10 personas no están cubiertas por ningún tipo de seguro de salud y se estima que el 18 por ciento de la población (más de 1.5 millones de hondureño) no tiene acceso a los servicios de salud.

También señala que la Secretaría de Salud es la institución que más emplea médicos y enfermeras profesionales, seguida del Instituto Hondureño de Seguridad Social. Sin embargo, el recurso médico está concentrado en las ciudades de mayor desarrollo del país. Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2Wc1QmI

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...