Conozca San Antonio de Oriente, una joya colonial congelada en el tiempo

924 views

***San Antonio de Oriente, otrora pueblo minero de plata, musa del pintor José Antonio Velásquez enamora a los turistas con sus callejones empedrados y su rica historia.

Tegucigalpa, Honduras 

 

San Antonio de Oriente es un encantador y pequeño municipio resguardado por verdes colinas en el departamento de Francisco Morazán, durante muchos años fue un pueblo minero de plata siendo proclamado un monumento histórico nacional el 25 de julio de 1991 mediante decreto ejecutivo.

Colinda al norte con el municipio de Valle de Ángeles, al sur con los municipios de Maraita y Güinope, al este con los municipios de Morocelí y Yuscarán y al oeste con los municipios de Tatumbla y Distrito Central ubicándolo a unos 50 minutos de Tegucigalpa por la carretera hacia el departamento de El Paraíso.

Al ser parte de la ruta minera colonial, San Antonio de Oriente es un sitio idóneo para el turismo, sus calles semi empedradas y antiguas casas coloniales fueron la inspiración de las grandes obras del pintor José Antonio Velásquez representando escenas de la vida cotidiana, dibujando a detalle y al color natural cada elemento de sus pinturas convirtiéndolo en su época “El Primer Pintor Primitivista de América”.

Al llegar a San Antonio de Oriente es inevitable dejar de probar los dulces artesanales, que son autóctonos de ese lugar, los más populares son los caramelos, dulces de leche y las monjitas que se preparan con jalea de piña, miel, canela, azúcar y vainilla.

Además, puede visitar su templo católico colonial el cual está presente en muchas de las obras de Velásquez y el cementerio, que también es un patrimonio histórico.

San Antonio de Oriente conserva su potencial turístico lleno mitos, leyendas e ingredientes que han contribuido a identificar la imagen de Honduras ante el mundo.OB/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2WfjsPf