Juan Carlos Otero de jugador en Liga Amateur a ser árbitro profesional

1542 views

***Después de ese duelo para esta joven arbitro a estado en cuatro juego mas en Liga nacional “a pesar de mi corta juventud he vivido momentos lindos y el más difícil  fue en un partido entre  Motagua y UNPFM en Choluteca”.

Tegucigalpa, Honduras 

Juan Carlos Otero Raudales es un árbitro oficial nacional tiene 23 años de edad es originario de Tegucigalpa, sus padres Otoniel Otero y Blanca Raudales, es padre de dos hijas Dana Caludet y Mailing Arleth. Ha participado en dos cursos de Unión Centroamericana de Fútbol (Uncaf) para árbitros asistentes en proyección  y tres cursos RAP de FIFA.

Es un joven arbitro que llegó desde los desde los 14 años a la Colegio Nacional de Árbitros de Fútbol de Honduras (Conafh) y desde el año 2017 dio el gran salto a la Primera División y se desempeña como arbitro asistente de la Liga Nacional, una de sus anécdotas que comentó fue cuando jugó fútbol en la Liga Amateur pero terminó cambiando por la linda carrera del arbitraje.

Juan Carlos cuando comenzaba su carrera

Su vida en el arbitraje comenzó cuando llego a la filial de arbitraje ubicada en el Estadio Nacional través de un amigo que se llama Jafet Godoy, ya que su papá fue silbante profesional  y los motivó a integrarse a esa disciplina y terminó cambiando el balón por el silbato  “fue un recibimiento bueno en la filial, jugaba de delantero, pero termine cambiando por esta linda carrera que es el arbitraje”

Después de mucho tiempo entrenando y esforzándose su recompensa llegó cuando dirigió en la Liga U-8  que es la categoría zancudo.  Cuando empecé a dirigir en segunda división tenía dos años de estar en la filial, es mas a esa edad ya había dirigido una final de Liga de Reservas entre Olimpia y Motagua, y aun recuerda sus otros compañeros que fueron José Ramirez y Elvin flores.

Después de final de reservas

“En reservas tengo seis finales de las cuales cuatro de ellas son finalísimas, que me he ganado una medalla por el trabajo realizado, y gracias al apoyo de los instructores hemos ido de a poco, dirigiendo partidos amistosos de la selección, gratis sin recibir honorarios”.

Su momento de dirigir en primera división fue con la llegada  del mexicano Pedro Rebollar, segun Otero el llegó a  apoyar la juventud y realizar un cambio en la Comisión de Arbitraje  “por medio de el dirigí el primer partido de Liga Nacional en mi carrera que fue Olimpia contra Platense”.

“Cuando me dijeron que iba a dirigir en primera fue una emoción grande, algo lindo y hermoso no tengo palabras para expresar, es un sentimiento grande, saber que vas nominado a un partido de liga nacional, es lo que uno anhela cuando entra a la filial, primero, ligas menores, segunda división, reservas y luego primera división, no me lo creía, fueron sentimientos encontrados” relató con tanta alegría.

Cuando el momento de dirigir en el máximo circuito del fútbol hondureño, Carlos nos comentó que esa noche antes previo al partido de Olimpia frente a Platense no pudo dormir, porque pensaba y se le venían jugadas a la mente que podían suceder.

Después de ese duelo para esta joven arbitro a estado en cuatro juego mas en Liga nacional “a pesar de mi corta juventud he vivido momentos lindos y el más difícil  fue en un partido entre  Motagua y UNPFM en Choluteca”.

Carlos Otero nos relata que “el carácter se va haciendo y uno va aprendiendo de los árbitros con más experiencia y se aprendiendo un poco de cada uno de ellos, así como en cada partido se va conociendo más y asimismo nos comentó que en el terreno de juego se olvida de los sentimientos y se vuelve un juez, porque pasa a ser la persona que tiene que controlar los juegos y deben de actuar con profesionalismo y también queremos trabajar, salir adelante no por medio de cosas malas”.

URL Corta: http://bit.ly/2Ir1UGn

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...