Sacrificio, entrega y dedicación lleva a migrante hondureña a obtener titulo universitario en EEUU

774 views

***Para Alejandra su familia es lo más importante, ser la hermana mayor le da muchas responsabilidades porque quiere abrirle caminos y ser ejemplo a sus hermanos, primos y demás generaciones, pero hubieron etapas de su estudio que tuvo miedo y llegó a dudar de si misma.

Tegucigalpa, Honduras
Alejandra junto a su abuela María Agüero después de recibir el titulo de licenciada
Alejandra junto a su abuela María Agüero después de recibir el titulo de licenciada.

La joven Alejandra Lidveth Quiroz Agüero nació un 24 de febrero de 1997 en Tegucigalpa, pero su corazón nació en el municipio de Reitoca en el sur de Francisco Morazán, lugar que la acogió por 14 años, pero por problemas familiares migró a los Estados Unidos junto a su madre y hermano, hoy la vida la recompensa con la doble licenciatura en el Arte de Cine y Televisión en Estudios Centroamericanos en la Universidad del Estado de California.

La historia de Alejandra comienza cuando a los 14 años su madre decidió emprender el camino a los EEUU, después de permanecer en territorio americano  y tener que enfrentar muchos obstáculos, desde no dominar el idioma inglés y sufrir racismo por vivir  en una comunidad anglosajona la llevó a ser señalada por el acento hondureño y ese color mestizo que identifica a los pobladores Lencas de Reitoca.

Describe que desde el primer día que llegó a los EEUU, su primera meta fue poner el nombre de Honduras, de su orgulloso Reitoca y su natal Tegucigalpa “El ser inmigrante en un país tan grande, donde mi voz no tenía fuerza me motivó a estudiar y más por aquellos que se sentían de la misma manera. Claro que todo llevo un sacrificio, deje a mi familia en mi país, muchos de ellos han inmigrado a España, EEUU y otros han fallecido” apuntó.

Alejandra (centro) cuando visitaba en su niñez el pueblo de Reitoca
Alejandra (centro) cuando visitaba en su niñez el pueblo de Reitoca.

Su sueño comenzó cuando  se graduó de la Phineas Banning High School, luego con ese ímpetu, recuerdos por su tierra y el  amor a su familia comenzó los estudios superiores en la Universidad del Estado de California, para luego obtener el título universitario y convertirse en un orgullo hondureño y sobre todo para los pobladores de Reitoca.

Reveló que ser migrante no es fácil, ya que le tocó estudiar cuatro días a la semana y el resto de los días aprovechaba para trabajar en dos lugares distintos, muchos días sin dormir, aguantar comentarios y hasta sacar bajas calificaciones por el sacrifico que realizaba. Pero ese amor a su familia la impulsaba a seguir adelante y hacer ese sueño que comenzó cuando dejó Honduras.

Momento que recibió el titulo que la acredita como licenciada.

Según la joven migrante “dar a la comunidad inmigrante y a Honduras un profesional fue su mayor sueño, ahora es una productora y directora de televisión y documentales para crear contenido en las plataformas de cine, televisión y redes sociales”

Reiteró su apoyo a las comunidades indígenas por la descendencia de su comunidad y que hoy en día no son representadas pero que muchas veces son promovidas como turismo y folclor nacional, pero que solo son utilizadas como imagen y son dejadas en el olvido. Hondudiario/EC

URL Corta: http://bit.ly/2WABYlt

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...