“Con honor, sacrificio y amor serví a Honduras en la guerra contra El Salvador”: Veterano José García

1192 views

*** El soldado García de quien en esa fecha se encontraba en el cuerpo especial de seguridad en Casa Mata, Tegucigalpa, a los 23 años fue convocado para defender la soberanía de Honduras con valor y patriotismo.

Tegucigalpa, Honduras

Don José Hermenegildo García, más conocido joche miembro activo de los veteranos guerra y del pelotón del General Policarpo Paz García, donde libró la batalla de la guerra de las cíen horas de 1969 con el Salvador.

El soldado García de quien en esa fecha se encontraba en el cuerpo especial de seguridad en Casa Mata, Tegucigalpa, a los 23 años fue convocado para defender la soberanía de Honduras con valor y patriotismo.

El mismo relata que en el momento que fue llamado para presentarse a Nacaome, Valle y  comenzar la batalla pero desconocía que iba para una guerra contra los guanacos, pero en su mente y amor al país, sirvió con honor y sacrificio.

Al llegar a la zona sur del país, el campamento fue en una iglesia de esa ciudad, fueron abastecido de armas (carabinas, M1 ametralladora) y municiones, pero en su corazón estaban consciente que no regresarían a ver su familia, y si ganaban sus patria estaría orgulloso de ellos.

“Una vez completo el pelotón en Nacaome se procedió con  la entrega de armas, minutos después fueron desplazados a los puntos fronterizos, el cerro la Meza a unos pocos  kilómetros del Amatillo, se instalaron por cuando solo él se ocultaba y empezó la desesperación cuando mira los cuerpo de los compatriotas y guanacos uno sobre otro que habían caído en batalla”, comentó.

El veterano de guerra relató que de lejos se observaba personal de los grupos socorristas Cruz roja y enfermeras revisando si alguno está con vida y otros soldados cargando los cuerpos a los camiones para que las aves de rapiña no descuartizaran las partes de los compañeros caídos.

Llego la noche el enfrentamiento seguía pero no retrocedían, ellos observando que los guanacos seguían enviando refuerzos, disparando y rodeando  la zona para evitar más muertes de ambos lados, comentó a Hondudiario.

Luego fueron desplazados a otros puntos fronterizos, pasaban por casas y observaban saqueos, paredes manchadas de sangre, niños y mujeres  asesinadas en los corredores de las casas.

Comentó que en el municipio de Caridad Valle, se vivieron momentos de horror donde encontraron en un pozo de malacate una familias entera que fue lanzada, asimismo en ese mismo pueblo encontraron un perro colgado con una sotana del sacerdote, se presume que primero fue asesinado el párroco.

Los soldados de la patria por varios meses se mantuvieron en alerta en la zona fronteriza, según estas leyendas los militares salvadoreños seguían saqueando propiedades llevando ganado y prendían fuego a las casas de familias hondureñas.

Después de este tiempo llego la noticia que podían visitar la familia quien retorno a su pueblo por la parte Este del municipio de Curaren, para poder reunirse con sus seres queridos en su natal Reitoca.

Ahora se dedica al trabajo de casa con su esposa, por las madrugada se levanta a moler maíz con su molino eléctrico que le genera ganancias y por el resto del día a administra su pulpería que se le sirve como sustento para la familia. Hondudiario/EC

URL Corta: http://bit.ly/32SOD2t