Piden al sistema de justicia penal no dejar impune muerte violenta de policías

552 views

***Los atentados contra la vida y a la seguridad de los agentes de policía, de acuerdo a las normas internacionales, deben considerarse como una amenaza a la estabilidad de toda la sociedad.

Tegucigalpa,Honduras

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos 8COnadeh), Roberto Herrera Cáceres, pidió al sistema de justicia penal de Honduras no dejar impune la muerte de casi medio centenar de policías que, en el cumplimiento del deber, perdieron la vida violentamente en los últimos 30 meses.

“Urgimos de las autoridades competentes la debida investigación de estos casos hasta su esclarecimiento y lograr que se castigue con todo el peso de la ley al o los responsables de estos crímenes”, señaló.

El Ombudsman hondureño destacó la labor que realizan los agentes de la policía como integrantes del sistema de justicia penal y un elemento estratégico de la seguridad comunitaria.

“Los agentes policiales son igualmente seres humanos que prestan asimismo un servicio social, asistiendo y protegiendo a otras personas y a la comunidad”, declaró.

Añadió que el Estado debe tener siempre presente su obligación de garantizar también los derechos humanos de los policías en lo que respecta a sus condiciones de trabajo y su situación personal y familiar, y la comunidad debe respetarlos.

Indicó que los atentados contra la vida y a la seguridad de los agentes de policía, de acuerdo a las normas internacionales, debe considerarse como una amenaza a la estabilidad de toda la sociedad.

Se estima que, en los últimos 30 meses, alrededor de 43 miembros de la policía hondureña, perdieron la vida en circunstancias violentas, en el cumplimiento de su deber, de estos, 17 murieron en el 2017, otros 17 en el 2018 y nueve en lo que va del 2019.

Entre los miembros de la Policía Nacional, que murieron bajo esa circunstancia, alrededor de 30 (70 por ciento) eran agentes, cinco policías clase I, dos subinspectores, dos agentes de investigación, un suboficial II, un inspector, un aspirante y un cadete.

El Defensor del Pueblo aseguró que el crimen contra un policía o contra cualquier hondureño impacta porque se priva de la vida a un ser humano y eso es condenable en cualquier sociedad.

Herrera Cáceres, se refirió a la muerte violenta, en las últimas horas, del agente de la policía hondureña, Billy Ovidio Fúnez a manos de supuestos delincuentes.

El sábado 27 de julio, el agente de la policía Billy Ovidio Funes, asignado a la Unidad Metropolitana número 2, con sede en el barrio Belén de Comayagüela, resultó gravemente herido, al enfrentarse con individuos que asaltaban a usuarios del transporte urbano. La víctima recibió un disparo en su cráneo y otro en el brazo izquierdo por lo que fue trasladado a un centro asistencial, donde murió.

El Ombudsman hondureño se solidarizó con la familia doliente e instó a todo el Sistema de Justicia Penal a investigar éste y otros casos de policías muertos en el cumplimiento del deber y se apliquen las sanciones correspondientes a los responsables.

Agregó que sus compañeros tienen la obligación de investigar este crimen hasta dar con los responsables y aplicarles todo el peso de la Ley.

Finalmente hizo un llamado a la Secretaría de Seguridad y todo el Sistema de Justicia Penal  hondureño, para que atiendan debidamente  la situación actual y contribuyan con el bienestar de las familias de los policías que, en el cumplimiento de su deber, perdieron la vida al enfrentarse con los delincuentes.

En Honduras, profesiones u oficios como la que realizan periodistas, abogados, taxistas, buseros y policías son consideradas una labor de alto riesgo ya que son muchos los miembros de estos gremios y sectores que han perdido la vida en circunstancias violentas e impunes.hondudiario/AB

 

URL Corta: http://bit.ly/316JvGl