Deportes y espectáculos las fuentes con más «repor-fans»

398 views
***Por Juan Carlos Sánchez

Durante más de una década de hacer periodismo, de algo estoy convencido: las fuentes deportiva y espectáculos, son las que menos periodistas tienen; de lo que se llenan es de fans con acreditación, o como un amigo dijo recientemente: reporfans.

Lo digo con un afán crítico, de introspección y para que se den cuenta que «el daño» se lo están haciendo ellos mismos. Sobre todo porque han creído que solo poner una fanpage en Facebook o una cuenta de Instagram, ya hace méritos para poder llamarse periodista o reportero.

Y no, no es discriminación. Sí hay casos, como Animal Político que, nacieron como una cuenta de Twitter y ahora se ha convertido en uno de los principales medios digitales de México, que marca agenda y es punto de referencia varias veces al año.

Cuando Poblanerías nació en 2006, no existían las redes sociales con la presencia y boom que tienen ahora. El objetivo era posicionarse en los resultados de Google y nomas. Había más gente que entraba directo al portal y no a través de posts en redes.

Hoy en día andamos padeciendo algo que las universidades han despreciado y desdeñado, el emprendimiento; y para muestra el periodismo, justamente: el periodismo emprendedor. Y es lo que más falta hace, no porque queramos volver a todo mundo periodista, sino porque los egresados en comunicación o carreras a fines, se dan cuenta que por ahí pueden explorar y no saben cómo.

Palabras como: marketing, plan de negocios, clientes, nicho de mercado, público meta, media kit; simplemente no están en su vocabulario. Y responsabilidad, formalidad, seriedad y profesionalismo, es pedir demasiado.

¿Saben dónde lo notamos? Por ejemplo, hay un evento, tipo y magnitud que se le ocurra y los organizadores convocan a los medios para hacer el registro de acreditación y los procesos son más o menos así: para televisión, tres acreditaciones; para radio cuatro acreditaciones; para prensa impresa, tres acreditaciones; para medios digitales, uno; algunas veces dos.

Continuando con el proceso, los requisitos: para TV, radio e impresos: carta del medio y nombres. Para medios digitales: carta del medio, nombres, acreditaciones, foto, INE y todo antes de hoy a medio día… Ok, estoy caricaturizando, pero es muuuuuy parecido a la realidad.

El punto es que, los medios digitales somos un poco mal tratados. Sí tiene que ver el poder de las ladies y lords y el gusto por los clics, aunque la información no esté verificada y otra característica súper pesada es el comportamiento de los reporfans.

Y es que un reporfan, no tiene lo que mencioné hace rato: marketing, plan de negocios, clientes, nicho de mercado, público meta, media kit. Simplemente no lo saben, porque han montando un blog con información plagiada, creyendo que «como está en internet ya es de todos» y además, al acudir a un evento, tampoco tienen: responsabilidad, formalidad, seriedad y profesionalismo. Se comportan peor que niños de kinder que acaban de comer azúcar.

A mi compañera Lizeth Flores, directora editorial de este medio, ya le tocó sufrirlos en un partido de Lobos BUAP; cuando los reporfans estaban comprando cerveza durante el partido y casi le tiran una encima de la computadora.

A mi me pasa con dos «colegas», cubriendo diferentes deportes a nivel de cancha. No dejan de hablar, protestar, dirigir, regañar a los jugadores o coaches y desconcentrar a los demás. En una ocasión, cubriendo automovilismo escuché cómo uno de ellos decía: «sí mira, ya nomas charoleas y entras en chinga, cualquier cosa, le hablamos a esta chava», refiriéndose a la acreditación de prensa y la jefa de atención a medios, respectivamente. Indignante.

No parecen diferenciar entre el juego y el trabajo. No deberíamos estar esperando que se profesionalicen y entiendan que esto es serio. Que no pueden estar pidiendo autógrafos o selfies. Que si toman de ejemplo a youtubers o influencers, es un error; deberían ser periodistas y agarrar la onda que lo otro, es consecuencia.

Ahora saben por qué de pronto en las conferencias mañaneras, de pronto, el equipo de comunicación social de López Obrador, comenzó a pedir hasta la fe de bautismo para saber qué onda con cada persona que quería entrar.

El periodismo dejó de ser un oficio, que se aprendía solo con la práctica y con casi conocimientos empíricos. Ahora es necesaria la capacitación y la actualización. Pero encima de todo, la actitud seria y responsable, como cualquier otro empleo.

Y eso que no hablamos y analizamos el tema de «las cortesías» o «los pases» que la gente nos pide porque cree que somos «RP’s» de algún antro, sino que estos «reporfans» son los primeros en andar faroleando con el tema.

Recientemente un amigo que trabaja en el lado de los organizadores de eventos, me dice: «cómo ves, llegan pidiendo cinco acreditaciones y 10 pases dobles; cuando les pregunto el medio, solo son una fanpage».

Y no se vaya por otro lado, querido lector. No es un asunto económico. Insisto en que es de actitud, porque parte de esta, es la investigación y la ganas de resolver. Por ejemplo, en Godaddy se compra un dominio desde 100 pesos el año, un hosting de 150 mensuales y después, instalarle WordPress es gratuito, y viene con varios templates. En este proceso, la misma empresa puede acompañar al usuario. No hay pretexto.

Y regresando al inicio, deportes y espectáculos son las fuentes que más fans con acreditación tienen. Por mi parte, solo queda asesorarlos cada vez que puedo. Porque aunque puedan ser potencialmente una competencia para Poblanerías, el sol sale para todos.

URL Corta: http://bit.ly/2Z22h49

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...