Devastación en Bahamas, como de “bombas nucleares”

225 views

***El sábado, USAID anunció 1 millón de dólares adicional en asistencia humanitaria para ayudar a las personas afectadas en las Bahamas. Eso lleva el financiamiento total de la agencia a más de 2,8 millones de dólares.

Tegucigalpa, Honduras

El huracán Dorian puede haber dejado las Bahamas hace tiempo ya, pero las islas apenas están empezando a lidiar con las secuelas.

Menos de una semana después del paso del huracán de categoría 5, se confirmó la muerte de 45 personas, y se espera que ese número aumente drásticamente, dicen las autoridades. Cientos siguen desaparecidos, casi 70.000 han quedado sin hogar por el desastre y cientos más están buscando desesperadamente una salida.

Durante el fin de semana, cerca de 1.500 evacuados llegaron a Palm Beach, Florida, a bordo del crucero humanitario Grand Celebration. Todos ellos fueron debidamente documentados para ingresar al país, dijo la Aduana y Protección Fronteriza de los Estados Unidos (CBP).

Para el viernes, la Guardia Costera de Estados Unidos había rescatado a más de 230 personas de las islas.

Los que vivieron la tormenta traen consigo historias horribles de supervivencia: saltar los tejados o nadar en botes para tratar de escapar de las violentas aguas. Algunos informaron que aún tenían familiares desaparecidos y otros recordaron haber visto a amigos y vecinos ahogarse en la tormenta.

Las operaciones de búsqueda y rescate no paran

Las autoridades locales creen que hay personas enterradas debajo de los escombros, pero no tienen forma de saber cuántas o cuándo podrán llegar a ellas.

El personal de búsqueda y rescate que llegó con perros detectores de cadáveres a las Islas Abaco llevaba consigo bolsas para cuerpos y refrigeradores para almacenar restos humanos, dijo Joy Jibrilu, directora general del ministerio de turismo y aviación del país.

Marsh Harbour, la ciudad más grande de las Abacos, fue una de las más afectadas. Un camión llevó al menos dos cuerpos a una morgue improvisada el sábado. Los funerarios le dijeron a CNN que la dificultad para alcanzar a los muertos estaba haciendo más lento su trabajo. Se necesitaban equipos de buceo para recuperar muchos cuerpos sumergidos, dijeron.

Las autoridades han dicho que el número actual de muertos puede aumentar a medida que comienzan las operaciones de búsqueda y rescate y comienzan a examinar los restos. En las zonas más afectadas de Gran Bahama y las Islas Abaco se limpiaron barrios enteros, se derribaron árboles y postes y se dispersaron barcos.

El público debe prepararse para “información inimaginable sobre el número de muertos y el sufrimiento humano”, dijo el ministro de Salud, Duane Sands, a Guardian Radio 96,9 FM. CNN/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2A5D1fv

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...