La salud de los niños

871 views

La salud adulta se protege desde la infancia. Si tenemos en cuenta esta premisa, España va a perder buena parte de las ventajas que tiene en esta cuestión gracias, entre otros factores, a la dieta mediterránea y a un clima que facilita el ejercicio al aire libre. El cambio de patrones culturales está impactando sobre dos de los vectores más importantes de la salud: la alimentación y el ejercicio físico. El resultado es que el 34% de los niños y adolescentes españoles tiene exceso de peso (el 20,7%, sobrepeso y un 14,2% son ya obesos). Un dato especialmente preocupante es que el 23,8% tiene obesidad abdominal, un indicador de acumulación de grasa que se relaciona directamente con las patologías cardiovasculares.

A medida que los niños crecen, el sedentarismo aumenta: entre tercero de Primaria y cuarto de la ESO se esfuman 106 minutos diarios de actividad física. La práctica reglada de deporte en la escuela resulta del todo insuficiente. El estudio demuestra que el tiempo que retrocede el ejercicio físico en la vida de los niños y adolescentes lo ganan las pantallas, a las que dedican un promedio de casi tres horas los días entre semana, y casi cinco los fines de semana. La Constitución consagra el derecho a la salud de todos los españoles y encarga a los poderes públicos su protección “a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios”. La obesidad infantil se ha convertido en un problema de salud pública de la máxima prioridad. Combatir el sedentarismo en la infancia es una forma de proteger la salud a largo plazo. Puesto que es muy difícil cambiar con carácter general los patrones culturales, una forma de hacerlo es establecer en los planes de estudios el mínimo diaroElpais.com

URL Corta: http://bit.ly/32VYmEF

Compartir esta noticia...

Compartir esta noticia...