El Real Madrid se pone líder de LaLiga con goles Vinicius y Rodrygo

1692 views

***Dos goles con sabor brasileño han dado la victoria al Real Madrid ante Osasuna. El primero fue de Vinicius en la primera parte; el segundo, de Rodrygo en la segunda, que metió en la portería el primer balón que tocó.

Tegucigalpa, Honduras

El Real Madrid es líder de LaLiga. Los tres puntos de su victoria contra Osasuna, unido al empate del Athletic en el campo del Leganés, dejan al equipo blanco como líder en solitario del campeonato.

La noche empezó condicionada por el once lleno de rotaciones de Zidane, con novedades como Areola, Militao, Odriozola, Valverde, Vinicius, Jovic…

No hubo brillo, no hubo un gran juego en la noche de miércoles en Madrid, pero hubo destellos que acabaron de desatascar el partido para los blancos.

Las lágrimas de Vinicius

El primero llegó por parte de Vinicius, que, con algo de ayuda, marcó un gol que se coló por la escuadra de la portería de Osasuna. Dejó la imagen del partido el joven brasileño con su desconsolado llanto tras marcar.

Después de su gol, también tuvo otra opción para marcar con un disparo que se marchó alto. El tanto le desatascó, le dio confianza, pero no le ayudó para volver a marcar.

Fue el momento más alegre de la primera parte, sin lugar a dudas. Los otros momentos destacados los dejó un Jovic negado de cara a puerta, desaprovechando las ocasiones de las que dispuso.

Osasuna, por su parte, salió de manera valiente al partido, sin perderle la cara e incluso teniendo ocasiones para marcar. Fran Mérida y Cardona fueron los más incisivos del conjunto de Arrasate.

‘Rodrygol’

En la segunda parte, el guion no cambió en exceso. Juego plano, sin brillo ni chispa, más dominado por las defensas que por los ataques. Otro chispazo fue el que acabó de decantar la victoria del conjunto blanco.

Rodrygo, en su primera acción saliendo desde el banquillo, se internó en el área de Osasuna, tiró un eléctrico recorte, se perfilo con su pierna buena y definió ante Rubén. 2-0 y la sensación del partido cerrado.

No sólo para los jugadores, también para los aficionados, que fueron abandonando paulatinamente las gradas del Bernabéu. Al Real Madrid le sirvió un partido de poco más de un aprobado para sumar los tres puntos.

En tiempos de dudas y zozobras, la primera posición de LaLiga es la mejor noticia para un Real Madrid cuya siguiente prueba será de auténtico fuego. Su siguiente rival será el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano.

URL Corta: http://bit.ly/2mMLxwk