“Ley de Alivio es propaganda, no se perdonarán deudas”: Fosdeh

1744 views

*** Cabe mencionar que el presidente Juan Orlando Hernández impulsa esta Ley siendo un trabajo conjunto con el sector privado trabajador, empresarial y bancario.

Tegucigalpa, Honduras

La Ley de Alivio de Deudas tiene como objetivo beneficiar a todos los trabajadores hondureños con alto endeudamiento, quienes podrán consolidar sus deudas sin importar su historial crediticio o si les pagan o no a través de alguna institución financiera.

Igualmente, tendrán acceso al crédito y consolidación de sus deudas en el sistema financiero y cooperativo por medio de la deducción por planilla.

Así se considera y lo que se conoce del proyecto de la Ley de Alivio de Deuda para los Trabajadores que ya esta en manos del Congreso Nacional (CN).

Con ese contexto, el economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH), Ismael Zepeda expresó que lo que se conoce es una propaganda por parte del Poder Ejecutivo con el aporte de algunos sectores de la empresa privada, sindicatos y algunos gremios “la publicidad va encaminada de manera general a decir que va existir una consolidación de deudas sobre todo por la situación real que pasan los hogares en estos últimos años de un sobre endeudamiento”.

“En algunas cifras oficiales los hogares se encuentran solo para consumo alrededor del 10,12 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), estamos hablando por encima de 50 mil millones de lempiras eso hace que existan este tipo marcos legales o anteproyectos de ley para intentar beneficiar de cierta manera al hogar”, complementó.

El economista añadió que se tendría que revisar más a profundidad porque pareciera que la Ley fuera más de lo mismo, y que es algo que ya existe, es decir, el sistema financiero, la banca comercial, las mismas cooperativas ya hacen consolidaciones de deudas cuando una persona ya está, sobretodo con el mismo banco, endeudada o cae en moratoria.

“Lo novedoso es talvez de esta Ley, dependiendo de como lo coloquen, es quien va administrar los fondos, cuales van hacer esas tasas de interés, si va a ver periodos de gracia o una mayor temporalidad de pago o cuales son esas cuotas, talvez eso sería lo novedoso”, explicó Zepeda.

En relación si realmente existe un beneficio para los trabajadores, el profesional reveló que “la consolidación es un mecanismo bueno podemos decirlo de manera general pero el problema no es talvez consolidación o el alivio de deudas, porque se vende alivio, pero no es que va haber una condonación de la deuda, no es que le van a perdonar lo que debe”.

“Lo que puede también exigir la Ley o en cierta manera un trato mejor, talvez hubo un exceso de tasa de intereses”, añadió el economista y luego expuso que “esperemos que la Ley o los mismos congresistas puedan debatir ese tema, que talvez en el abuso del sistema financiero se revisen esos temas y pueda realmente poder llegar a un valor menor de lo que talvez este en el crédito por esos cargos que trasladan al hogar la tasa de interés demasiado alta, a veces interés sobre interés y por eso terminan siendo cuentas impagables”.

Zepeda declaró que la consolidación siempre es buena, pero lo real de los hogares es la falta de ingresos, la poca capacidad de los mismos que se está generando y que esos ingresos hacen que se debata entre pagar un crédito o comprar comida, vestirse, pagar alquiler, servicios públicos, entre otros factores.

“La realidad es que, si se quiere atacar el problema profundo de estos créditos, es el ingreso que tienen los hogares y como vemos con cifras oficiales mas del 75 por ciento de los asalariados reciben por debajo de un salario mínimo, ni siquiera reciben los 8900 que dice la Ley”, arguyó.

Respecto a que las instituciones financieras resten soberanía y control sobre los fondos a los trabajadores mediante la deducción por planilla, aclaró que es otro asunto que ya existe, a través de las letras pequeñas de los contratos y convenios con las instituciones financieras, además de que ciertos bancos después de experiencias décadas atrás en la que el deudor no iba a realizar los pagos, se deduce por planilla como capa protectora para la empresa.

“Alguien que diga que se le quita soberanía tiene que ver la realidad y a existido siempre, hasta para ahorrar, para no comerse el dinero las cooperativas tienen eso”, mencionó.

Sin embargo, dijo que, si la Ley de Alivio tiene ese elemento, debe especificar si la persona autoriza que le deduzcan por planilla o que deje abierto el abanico donde pueda decidir tanto quien va a manejar la consolidación como el hogar.

Finalmente, Zepeda concluyó que sin duda la sociedad hondureña necesita capacitación y educación financiera entorno a la Ley, pero más profundo de eso, es que le digan realmente las tasas de interés y los periodos, demandando un sistema financiero transparente.

“A veces escuchamos un sin número de historias de experiencias donde le terminan cobrando interés sobre interés o una tasa más alta, cargos administrativos y eso debe entrar en la educación financiera y forzar al sistema bancario que le diga la verdad, no en las letras pequeñas de los contratos, no en otro tipo de cuestiones verbales que quedan el aire, que quede bien establecido cuanto va a pagar más allá de una cuota, sino que cual es la realmente” concretó.

Cabe mencionar que el presidente Juan Orlando Hernández impulsa esta Ley siendo un trabajo conjunto con el sector privado trabajador, empresarial y bancario. OB/Hondudiario 

URL Corta: http://bit.ly/2nHwR1Y