La pobreza es el problema social más agudo del Estado hondureño

596 views

*** También señalan como amenazas, la falta de desarrollo sostenible y de democracia, el deterioro del medio ambiente, la inseguridad de las personas y bienes, la corrupción, impunidad, violencia, delincuencia, narcoactividad, el tráfico de armas y el terrorismo.

Tegucigalpa,Honduras

El Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres, dijo que la pobreza es un atentado a la dignidad humana que le niega a las personas el pleno y eficaz disfrute de sus derechos humanos.

En el marco de la conmemoración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que se celebra el 17 de octubre de cada año, el Ombudsman hondureño expresó que la situación de pobreza que agobia al 60 por ciento de la población hondureña, estimada en un poco más de 9 millones de habitantes, “los priva del derecho de vivir dignamente”.

Indicó que la pobreza es el problema político y social más agudo para el desarrollo democrático de la sociedad y del Estado hondureño.

“Es una amenaza a la seguridad humana de los habitantes, a la estabilidad democrática y al desarrollo sostenible de las sociedades”.

Proclamado por la ONU en 1992, este día tiene como propósito promover mayor conciencia sobre las necesidades para erradicar la pobreza y la indigencia en todos los países.

Según el Defensor del Pueblo, la pobreza y sus condiciones coadyuvantes como la exclusión y marginación social, la falta de trabajo decente y empleo productivo, el analfabetismo y los bajos niveles de desarrollo humano, constituyen un atentado contra la dignidad humana que niega el pleno y eficaz disfrute de los derechos humanos y están entre las principales amenazas a la democracia, la paz, la libertad y al desarrollo.

Desde 1991, la subregión centroamericana, cuenta con acuerdos que caracterizan a la pobreza como una amenaza a la seguridad humana de los habitantes, a la estabilidad democrática y al desarrollo sostenible de las sociedades centroamericanas.

También señalan como amenazas, la falta de desarrollo sostenible y de democracia, el deterioro del medio ambiente, la inseguridad de las personas y bienes, la corrupción, impunidad, violencia, delincuencia, narcoactividad, el tráfico de armas y el terrorismo.

Esas situaciones deben ser tratadas, como asuntos de seguridad humana de las personas y comunidades dentro de los Estados y entre los Estados y deben ser resueltas con una visión comprensiva e interrelacionada de todos los aspectos del desarrollo sostenible, en sus manifestaciones políticas, económicas, sociales, culturales y ecológicas, acotó.

En el año 2015, los Estados miembros de la ONU reafirmaron su reconocimiento de que “la erradicación de la pobreza, en todas sus formas y dimensiones, incluida la pobreza extrema, es el mayor desafío a que se enfrenta el mundo y constituye un requisito indispensable para el desarrollo sostenible.

Con la vigencia, desde el 2016, de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, existe el compromiso y la determinación expresa de los Estados de poner fin a la pobreza y hacerlo de forma equilibrada e integrada mediante un plan de acción concreto conducente al crecimiento económico inclusivo, la protección del medio ambiente, la buena gobernanza, el Estado de derecho y la protección del planeta

“Los Estados disponen de la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y del Entendimiento Universal sobre seguridad humana, para eliminar progresivamente la pobreza y propiciar el desarrollo sostenible”, precisó Herrera Cáceres.hondudiario/AB

 

 

URL Corta: http://bit.ly/2IV1UPR