Armando Morales, el joven fotógrafo amigo de los más indefensos

680 views

*** Es tanta la devoción de Morales, que ya tiene algunos lugares donde encuentra con mucha frecuencia a los indefensos animales, “tengo algunos puntos ya, Hospital Escuela, Villa Olímpica, Anillo Periférico ciertas zonas y cuando ando en las calles, aunque me encuentre un perro, me paro, le doy”, declaró.

Tegucigalpa, Honduras

Allí andan deambulando por las calles, solos, ignorados, hurgando en basureros de los barrios y colonias, golpeados, tristes, hambrientos y enfermos; esa es la realidad de los perros callejeros, las mascotas de nadie.

Los caninos no tienen voz para pedir ayuda, solo una mirada afligida causada por la falta de alimentos y malos tratos, son animales que muchas veces transmiten emociones mejor que los humanos.

En Honduras, el 5 de abril del año 2016 salió publicada en el diario oficial La Gaceta la Ley de Protección y Bienestar Animal con el objetivo de “establecer las normas para la protección de los animales domésticos, silvestres y exóticos en cautividad, así como los animales domésticos que son para consumo humano” y agrega como principio fundamental “protección de estos animales el de Posesión o Tenencia Responsable, de modo que los obligados asuman el cuidado de los animales en todos los aspectos contenidos en la presente Ley”.

“Como la prestación humana que se debe frente el efecto o utilidad que significa el animal para su compañero o poseedor o general en condición de abandono”, complementa el documento.

Sin embargo, ¿Quién cuida de los perros de la calle?, ¿la sociedad y el Estado en conjunto como lo dice dicha Ley?, pues no, más allá de lo que se puede leer en un papel, estos animales dependen muchas veces de la voluntad de las buenas personas amantes de los animales.

Es por eso que, Hondudiario da a conocer la historia de Armando Morales, un joven fotógrafo de Tegucigalpa, quien como iniciativa personal se ha hecho “el amigo de los más indefensos” brindando comida a los perros que mira por las calles de la capital.

Morales nos comentó que la actividad la realiza de manera constante “trato de hacerlo seguido, ya que la comida de los perros la compro de pago de mis sueldos, pero lo hago con amor a los perros”.

Reveló que hasta el momento no ha recibido ayuda, pero que se han ofrecido amigos y conocidos.

Es tanta la devoción de Morales, que ya tiene algunos lugares donde encuentra con mucha frecuencia a los indefensos animales, “tengo algunos puntos ya, Hospital Escuela, Villa Olímpica, Anillo Periférico ciertas zonas y cuando ando en las calles, aunque me encuentre un perro, me paro, le doy”, declaró.

Datos de la Secretaría de Salud publicados en medios de comunicación en el año 2017, advierten que en la capital hay más de 40 mil perros no registrados, ya sea porque sus dueños no los inscriben durante las jornadas de vacunación, o bien porque son callejeros.

Esta cifra puedo haber cambiado, pues los animales se reproducen, debido a su naturaleza, mientras que otros fallecen por diversas enfermedades, hoy en día esa cantidad podría ser mayor.

El fotógrafo explicó que algunos perros tienen miedo a los seres humanos por recibir maltrato, pero otros perros son cariñosos.

La ayuda que dedica el joven Morales, no se tiene, “hace unas semanas integre a un grupo de ayuda de perros se llama Salvando Amigos, Salvando Huellas y traro de ayudar en lo que puedo, en el mes de noviembre vamos a tener un evento en Villa San Miguel”, manifestó.

De igual manera, exteriorizó que el auxilio que otorga a los perros significa algo lindo, amor hacia ellos, “siento que quedo corto solo dar comida un día, quisiera darles más a ellos, una casa para dormir, comer y ser felices”.

Asimismo, se tomó un momento para dedicar palabras hacia la gente que abandona perros en la calle, “jamás, jamás abandonen sus mascotas, ellos sufren en las calles, hambre, frio, calor, sed, ellos en las noches buscan refugio y sufren”, y lamentó, “me duele ver un perro así en las calles”.

Morales finalizó revelando que todo ese cariño nace de su mascota, una pequeña perrita Schnauzer, llamada Frida, y que hace poco tiempo rescato un perro al cual está rehabilitando en su casa de nombre Joaquín.

“Invito a todos ayudar a los perros de la calle y si pueden rescatar un perro llevarlo a su casa, rehabilitarlo, quedárselo o darlo en adopción, no quedarse cómodos en su casa, hay tiempo para todo, en las calles hay muchos perros”, exhortó para terminar el joven Armando Morales.

Para apoyar a Morales y participar de la noble tarea puede comunicarse con él a través del teléfono 3397-4558. OB/Hondudiario 

URL Corta: http://bit.ly/32C38aj