Cuenta regresiva para decidir si se renueva o no, convenio de la MACCIH

476 views

***Las partes representadas deben comenzar un proceso de envío de notas para su renovación o prórroga, o igual para su disolución, a más tardar el 19 de noviembre del 2019.

Tegucigalpa, Honduras
Eugenio Sosa

El sociólogo Eugenio Sosa, manifestó que aunque la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH), no se ha acercado “a los peces grandes”, su papel es sumamente importante en el país, ya que antes de su existencia, no había una lucha frontal contra este flagelo.

“Si usted decide analizar a la MACCIH, en función de lo que ha hecho y lo que falta por hacer ante el gran problema que significa la corrupción y sus desafíos en el país, podría colegir que la Misión es insignificante, que no se ha podido aproximar a los peces grandes de la corrupción” y que cuando se ha aproximado, su esfuerzo ha sido fallido, manifestó Sosa.

“Pero, si usted decide, por otro lado, ver hacia atrás, llegará a la conclusión de que antes de la MACCIH, surgida de las movilizaciones ciudadanas en Honduras (2015), la lucha contra la corrupción, prácticamente era inexistente”, cuestionó.

Asimismo, dijo que antes de la Misión, “no había ni medianos o casos grandes investigados y menos judicializados. No había ninguna institución que se pusiera “sobre los hombros” la lucha contra la corrupción y, en ese sentido, concluirá que la MACCIH, aunque no es perfecta, ni es lo que se quería, ha abierto un sendero en la lucha contra la corrupción que es importante y relevante”.

Según el también catedrático de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), los pequeños, pero significativos avances, serían desnaturalizados, revertidos o echados para atrás con la salida de la MACCIH, ente que ha presentado a la sociedad hondureña 12 casos de corrupción en los que se vincula a funcionarios púbicos de alta, mediana y baja categoría, al igual que a personas particulares, diputados y diputadas del Congreso Nacional (CN).

Se acaba el tiempo

El Gobierno debe decidir entre noviembre de 2019 y enero del 2020, si renueva o no, el Convenio de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH).

La MACCIH ha desempeñado una labor importante desde que en enero del 2016 se firmó el Convenio que le dio vida y vigencia por 4 años.

Ese Convenio finaliza el 19 de enero del 2020 y, de acuerdo con su propio texto, plasmado en el Artículo XVI, de las Disposiciones Generales, “Las modificaciones a este convenio solo podrán hacerse de común acuerdo expresado por escrito por los representantes de las partes debidamente autorizados”, en este caso: el Gobierno de Honduras, representando por el Presidente y la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (SG/OEA), representada por el Secretario General, Luis Almagro.

El Convenio reza que podrá “prorrogarse por canje de notas entre las partes, terminarse de mutuo consentimiento o darse por terminado por cualquiera de las partes mediante notificación escrita a la otra con una antelación no mayor a los 60 días”.

Si se hace el recuento de los 60 días en retrospectiva, es decir, si se cuenta 60 días desde el 19 de enero del 2020 hacia atrás, las partes representadas deben comenzar un proceso de envío de notas para su renovación o prórroga, o igual para su disolución, a más tardar el 19 de noviembre del 2019.

Sin embargo, a la fecha, el Gobierno de Honduras no se ha pronunciado por algunas de las opciones, algo en lo que hace hincapié el Centro de Estudios para la Democracia (Cespad).

Cabe señalar que un sector amplio de la sociedad hondureña acuerpa la renovación de este Convenio que ha venido a fortalecer la lucha contra la corrupción en el país. GO/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/33dlfE0