Instituciones del Gobierno están “descalificadas” por corrupción: Cespad

346 views

***Sobre la corrupción y la impunidad en Honduras, la ciudadanía reconoce a la MACCIH, valora con modestia y mesura sus funciones y logros, y apoya su continuidad.

Tegucigalpa, Honduras

El Centro de Estudio para la Democracia (Cespad), a través de su última encuesta, presentó este jueves los resultados de la misma, que deja entrever la opinión de la población en temas como la corrupción y el trabajo de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH).

El estudio se llevó a cabo en base a preguntas como, ¿qué piensan los hondureños de la corrupción?, ¿cómo ven los intentos desde el gobierno para combatirla?, ¿qué tanto conoce y cómo valora la población hondureña la labor desplegada por la Misión de Apoyo Contra la Corrupción en Impunidad (MACCIH)?, ¿confía la ciudadanía en la MACCIH? o ¿respalda la extensión de su mandato?

La encuesta se realizó entre el 11 y 17 de octubre en las dos principales ciudades de Honduras (San Pedro Sula y Tegucigalpa) y se presentan en el marco del tiempo previsto para que el gobierno de Honduras renueve o no, el mandato de la MACCIH, que caduca en enero del 2020.

Los resultados de la encuesta reflejan a una ciudadana que considera que la corrupción es elevada y ha inundado todos los espacios de la vida política e institucional de Honduras.

El 87 por ciento de los hondureños cree que en su país hay “mucha corrupción”, y que este flagelo ha inundado todos los espacios de la vida política e institucional.

“La imagen de los ciudadanos sobre las instituciones del Estado, los políticos y aún de las entidades de sociedad civil misma, es que están muy asociadas a la corrupción y son víctima fácil y cómplices de las prácticas del crimen organizado y el narcotráfico”, subraya el estudio del Cespad, con un margen de error del cinco por ciento.

En ese sentido, los porcentajes más altos de corrupción se los atribuyen a los partidos políticos (88 por ciento), a la Policía (86 por ciento) y la Presidencia de la República (86 por ciento).

Pero estos niveles no son nada lejanos de los restantes. Aún para las entidades municipales (82 por ciento), el Ministerio Público (82 por ciento) y las Fuerzas Armadas (81 por ciento).

La pérdida de credibilidad y el desprestigio de estas instituciones es notoria para la ciudadanía.

Los partidos políticos, vistos individualmente, sufren igual descalificación ciudadana: el Partido Nacional (PN) es el que más se cuestiona, con un 86 por ciento de corrupción, pero también el Partido Liberal (PL) y el Partido Libertad y Refundación (Libre) se valoran con un alto involucramiento en corrupción, con 71 y 70 por ciento, respectivamente. Los restantes partidos que resultaron señalados en la encuesta muestran niveles alrededor del 50 por ciento.

Después de 4 años de labores, la MACCIH es ampliamente conocida por la ciudadanía hondureña. Solo el 14 por ciento de la población no ha escuchado hablar de la MACCIH. De estos, el 33 por ciento de la población ha escuchado hablar mucho de la MACCIH, un 26 algo y otro 22 poco.

Sin embargo, la Unidad Fiscal Especial Contra la Impunidad de la Corrupción (UFECIC), la contraparte nacional de la MACCIH, es apenas conocida por el 31 por ciento de la población, mientras el 61 por ciento no sabe de su existencia, con un restante 8 que no respondió a esta indagación.

Sobre su efectividad en reducir la corrupción, el grueso de opiniones se centra en una valoración que va de poco (28 por ciento) a algo (30 por ciento), con un 16 por ciento que considera que ha influido mucho en reducir la corrupción. De nuevo, solo una minoría, de 17 por ciento, considera que no ha influido en nada.

Las razones para esa valoración ciudadana no parecen antojadizas. La población piensa que el aspecto más influyente en el actual nivel de efectividad para combatir la corrupción es que en los casos presentados por la MACCIH, todavía no se enjuician ni capturan los autores intelectuales o “peces gordos” del hecho delictivo.

En esa balanceada valoración sobre la MACCIH y su gestión, la ciudadanía no deja dudas sobre su apoyo a la extensión de su mandato. De manera mayoritaria, con más de dos tercios de la población entrevistada, el 65 por ciento demanda que el gobierno extienda el convenio con la MACCIH, mientras solo un 20 estaría dispuesto a su cancelación (el 15 por ciento restante no respondió).

En conclusión, la persistencia y acrecentamiento de la corrupción y los pocos resultados obtenidos, parecen ser las razones de que la población tenga una baja valoración acerca de los avances en la lucha contra este flagelo.

Pero, por otro lado, la ciudadanía se permite un espacio de esperanza alrededor de que la erradicación de la corrupción será posible y confía, para ello, en la MACCIH.

LEA AQUÍ EL INFORME COMPLETO: http://cespad.org.hn/wp-content/uploads/2019/11/Doc-MACCIH-WEB.pdf

GO/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2CIuy35