Casa Taller Sindamanoy el refugio de los artistas nacionales

515 views

*** El taller hace que los participantes sean capaces de su realización y el mejoramiento de su sociedad.

Alma Banegas

Tegucigalpa,Honduras

Casa Taller Sindamanoy es un espacio donde los artistas convergen, realizan sus obras e intercambian experiencias. Ahí las habilidades, conocimientos y herramientas para realizar una obra están al alcance de todos.

Es un espacio para desarrollar su capacidad de alcanzar metas creativas, fortalecer y construir carreras prósperas.

Además, también se abordarán los desafíos a los que se enfrentan los artistas que trabajan en diversos contextos del arte.

Su creador Adonay Navarro trabaja para convertir este un espacio cultural de intercambio artístico cultural a nivel nacional y local para el mejoramiento de la calidad de vida de los participantes.

Sindamanoy es el lugar propicio para echar a volar la creatividad a través de la de acciones artísticas-culturales.

Hay muchos artistas de la cerámica que están dejando huellas y todos coinciden con la excelente labor de la Sindamanoy entre los que destacan Rafael Gerardo Cáceres, Pastor Sabillón, Rosaura Díaz, Edwin López, ambién Cerámica Alberto Palma.

En la gran mayoría de estas artistas ya han presentado exposiciones de piezas en los diferentes espacios de la capital y siempre dejan el nombre de Sinadamanoy en alto y el de su fundador de igual forma.

El objetivo del taller es educar a través de las diferentes disciplinas del arte, con acompañamiento de artistas residentes e invitados. Por eso el espacio se conformó apto para todos los que quieran perfeccionar su arte.

La misión es apoyar a jóvenes artistas en el desarrollo y ejecución de proyectos artísticos, en las disciplinas de escultura y cerámica particularmente.

El fundado es el artista Adonay Navarro, originario de lempira, se graduó en la Escuelas Nacional de Bellas Artes (ENBA), en 1993, y en 1995 realizó su primera exposición individual en San Pedro Sula, “Mi barro y sus verdades”, trabajos fundidos en marmolina; en 1997 expuso por primera vez fuera de Honduras, en San Luis, Misuri, su obra era policromada con colores fuertes, con una mezcla de fibras, madera, resina y metales.

Navarro con más de 25 años de trayectoria, tiempo que ha sido para él una búsqueda constante, de cambios fuertes, enfocada, al inicio, en el rescate de nuestras raíces antropológicas.

Ahora, su talento lo comparte con los nuevos artistas que han emergido en os últimos tiempos, con los que juntos buscan un resurgir a las nuevas creaciones de vida, a la innovación de los procesos que el ser humano lleva a cabo para transformar la materia.honduduiario.

URL Corta: http://bit.ly/2Og0JO1