Huelga contra la reforma de las pensiones paraliza el transporte público en Francia

238 views

***La primera jornada de paro en los ferrocarriles, la educación y otros sectores deja el país a medio gas.

Tegucigalpa,Honduras

Nadie conoce los detalles de la reforma de las pensiones en Francia, pero las líneas maestras, ya desveladas, han bastado para desencadenar una de las mayores movilizaciones de los últimos años. La huelga masiva en el transporte ferroviario ha marcado en la mañana del jueves el inicio de la primera jornada de protestas.

El Gobierno francés da por hecho que la huelga se prolongará varios días. Los paros, que afectan a otros sectores como la educación o la aviación, han perturbado la vida cotidiana en París y las principales ciudades. Por ahora, sin embargo, no han logrado paralizar el país.

Un 90 por ciento de ferrocarriles de larga distancia han dejado de funcionar en todo Francia, así como un 80 por ciento de trenes de cercanías. En la capital, once líneas de metro están cerradas. Marsella, Lille, Burdeos, Niza o Estrasburgo han visto reducido el transporte público, lo que ha obligado a quienes iban a trabajar a desplazarse a pie o en medios alternativos como la bicicleta, el patinete o, para distancias más largas, los automóviles compartidos o en autocar.

Los franceses demostraron ser previsores. Esto ha dado pie a curiosas imágenes de trenes que funcionaban, pero estaban vacíos y, en los accesos a París, ha provocado una caída del tráfico de automóviles.

El transporte constituye la espina dorsal de una huelga que, aunque lejos de ser general, tiene un impacto generalizado: sin trenes ni metros, la actividad de las grandes ciudades forzosamente se ve alterada. Pero no es el único sector movilizado.

 El 55 por ciento de maestros de escuela primaria y preescolar debían de sumarse al paro en todo Francia, y el 78 por ciento en París, según datos del Ministerio de la Educación Nacional. Se prevé la anulación de un 20 por ciento de vuelos. La huelga en las imprentas dejó los quioscos sin la prensa del día en papel, y la Torre Eiffel cerró.

Hay 245 manifestaciones o concentraciones convocadas en todo el país. La de París debe empezar a primera hora de la tarde en la Estación del Norte y terminará en la plaza de la Nación. Al contrario que en las protestas descontroladas de los chalecos amarillos, el servicio del orden sindical debería de contribuir a su desarrollo pacífico.

Pero el ministro del Interior, Christophe Castaner, ha advertido de la posible presencia de chalecos amarillos violentos y encapuchados del black block. El objetivo de los convocantes es lograr una demostración de fuerza en la calle, aunque el bloqueo en los transportes podría dificultar una asistencia multitudinaria.elpais/hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2YmxqfT