“Ni las tortillas” pagan en el caos penitenciario, deben más de L.4 millones

1462 views

*** La administración del INP hasta la semana pasada fue dirigida por Rosa Gudiel, como directora y tres sub directores Germán Magniel, Ramón Guerrero Molina y Sulmy Yamileth Ortez, quienes supuestamente fueron suspendidos de sus cargos.

Tegucigalpa, Honduras

La crisis en las cárceles del país, producto de la ejecución de varios crímenes “selectivos” y masacres de reclusos, en los últimos días, también se liga al desorden administrativo del Instituto Nacional Penitenciario (INP) que ha incumplido los objetivos de ley de los reos, no hay tampoco ninguna rehabilitación para re insertarlos a la sociedad de bien y/o no se les respetan los derechos humanos, ya que los están “devolviendo” muertos a las familias.

Ese desorden administrativo, se colige en el portal del Instituto Acceso a la Información Pública (IAIP) del INP, donde no se registra la información oficial y deja en evidencia, que “ni las tortillas” que son parte de la dieta de los reclusos se ha pagado una empresa privada.

Asimismo, se observa que la compra de los productos para preparar la alimentación, a pesar de la existencia de un acuerdo presidencial, no se compra al Banasupro, sino a empresas de personas particulares ligadas a grupos políticos, que las ejecuciones del presupuesto por clase de gastos no se registra desde hace varios meses.

El Instituto Nacional Penitenciario (INP) depende de la Secretaría de Gobernación y el IAIP, al margen de que el portal de transparencia no cumple con los requisitos de evaluación según el cumplimiento de la Ley, les otorgó “un 100% de cumplimiento”.

“La Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización (SGJD) y sus entes desconcentrados, obtuvieron Pergamino de Reconocimiento por parte del Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP) por mantener una calificación de interés del cien por ciento en el cumplimiento de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública durante el primer semestre del presente año”, dice textualmente el informe oficial y donde se incluye al INP.

Mediáticamente se ha dicho una cosa y administrativamente otra, porque siendo la institución  encargada del control de todo el Sistema Penitenciario Nacional del país, ante los últimos acontecimientos sólo han sido separados las autoridades y según los hechos no han sido las personas capaces para que se respete la Ley y cumplirla.

En la página oficial del INP, supervisada por el IAIP, se colige parte del que hacer administrativo de los diferentes centros penales del país, su presupuesto y gastos financieros, que lindan en pago de personal y otros casi unos 90 millones mensuales.

A la par, del que hacer administrativo, se ha dicho de la inversión directa del gobierno central, para la construcción de los centros penales denominados de “máxima seguridad”, 1. Ilama, Santa Bárbara, La Tolva (I), en Morocelí, El Paraíso y la de Siria (Tolva II) en El Porvenir, Francisco Morazán, cuyas inversiones financieras superan miles de millones de lempiras y no se han cumplido los objetivos trazados. AMO/hondudiario 

URL Corta: http://bit.ly/2QiOCiP