Eduardo Brevé, músico ejemplo de servicio a Dios y honradez a sus padres

1025 views
Coma

***Eduardo es el segundo de cuatro hermanos, músico y muy talentoso con los productos audiovisuales. 

Por: Gabriel Ortiz
Tegucigalpa, Honduras

Muchos de los medios de comunicación están abiertos para exponer situaciones de nuestro país, hechos, lugares y personas que con su talento, ponen el alto el nombre de Honduras, o simplemente, sueñan con hacerse un nombre dentro de cualquier industria.

Pero en pocas ocasiones, se da espacio a jóvenes que han decidido vivir una vida un tanto “diferente” al resto, que con su ejemplo honran no sólo a su familia y amigos, sino también a Dios.

En Hondudiario destacamos en esta ocasión, a un joven de 21 años, Carlos Eduardo Brevé Ávila, horiundo de Tegucigalpa y amante de la música y el servicio en su iglesia.

Con una infancia considerada como “agradable”, Eduardo fue el segundo hijo traído por el amor de sus padres Patricia Ávila y Carlos Brevé, pastores de la iglesia Cantico Nuevo en la capital.

Actualmente es estudiante universitario, además de un arduo servicio en la iglesia y dando sus primeros pasos como emprendedor con una empresa audiovisual.

Pero lejos de todo lo que ya se ha descrito sobre este joven, vive con una fuerte pasión por la música, algo que nació desde muy pequeño.

“Fue de muy pequeño al ver algunos músicos de mi iglesia en ese entonces nació el deseo de ejecutar, pero fue hasta los once años aproximadamente donde tuve a acceso a una batería y ahí ya empecé a practicar el instrumento”, comentó Brevé.

“Aunque de pequeño pues claramente no tenía idea de que quería, pero yo decía que quería ser arquitecto, lastima no tengo la virtud de dibujar, incluso una vez fue a hacer una audición a la escuela de música para entrar y no califiqué, momento en que obviamente todos mis sueños musicales se desvanecieron, pero mi mamá siempre me apoyó y tuvo fe en mí y me impulsó a seguir”, agregó.

Pero no sólo la batería es el único instrumento que ejecuta, también lo hace muy bien con el piano y además, la guitarra y el bajo.

“En piano y batería, hubo personas que me impartieron lo básico, pero siempre trato de ver como otros tocan, lo que los grandes músicos han hecho y tratan de hacerlo, y aprenden de amigos que tocan mejor que yo”, mencionó acerca de cómo ha perfeccionado su técnica.

Pero algo que lo marca y lo hace diferente a otros músicos, es que Eduardo dedica su talento para precisamente el servicio a Dios y su iglesia.

“Desde muy pequeño mis padres me llevaron a la iglesia y enseñaron sobre la fe y el servicio a Dios, y aunque ellos son pastores nunca me han obligado a servir obligado, tomé la decisión de tocar y cantarle a Dios, porque es lo menos que puede hacer por Él, Dios cambió mi familia, después de tener un matrimonio apunto de dividirse Dios unió a mis padres y no puedo estar más agradecido por eso”, explicó.

Además, contó que es impresionante en todos los aspectos ese momento en el que ejecuta un instrumento ya que “te podés conectar con los otros músicos casi podés leer sus mentes jajaja, también cuando las personas que la escuchan la reciben con agrado y sabes que su vida está siendo edificada te das cuenta que la tuya también, y el saber que Dios recibe lo que haces para Él no tiene palabras para describirse”.

Asimismo, dijo que le espera un camino largo el que le espera, pero sueña con escribir música que deje un mensaje bueno en los demás y que adore a Dios.

Sobre sus gustos musicales, expresó que no tiene ningún estilo en especial. “Un día puede escuchar góspel, y al otro escuchar villancicos jajaja, pero siempre escucho música que me acerque más a Dios y a edificarme, y aparte escucho música que enriquezca mi forma de tocar, como el góspel, jazz y cosas más complejas”, dijo.

Por otra parte, este joven universitario, ha trabajado con niños de escasos recursos, dejando muchas experiencias enriquecedoras en su vida.

“Trabajé aproximadamente dos años en mi iglesia con niños a tiempo completo, y definitivamente ha sido una de las experiencias más enriquecedoras de mi vida, pude conocer hogares de muy pocos recursos, y realmente te abre los ojos porque al menos yo crecí teniendo siempre algo que comer, a mis papás conmigo, pero conocí niños que en su partida de nacimiento no tenían el nombre del padre, o tal vez el único plato de comida es el que le dábamos ahí”, comenzó.

“Eso te hace ser más agradecido por lo que tienes, pero a la vez te da amor para aportar algo al menos a una persona que lo necesite”, agregó.

Sobre cómo ha logrado vencer muchas tentaciones y mantenerse como un ejemplo para otros, sin vicios y honrado a sus padres dijo que hay tres cosas.

“Uno, siempre la instrucción de mi papá y su testimonio, el sí tuvo problemas con vicios, y él desde muy pequeño siempre me instruyo para no pasar por ahí”.

“Dos, cuando llegué a la adolescencia siempre tuve quien me ofreciera todo tipo de cosas, pero a la vez, recordaba que debía honrar a Dios y eso me evitó muchos errores”, explicó.

Y el tercero, “es saber decir no, a veces hay que saber cuándo eres débil y si ves que puedes caer simplemente decir no y apartarte”.

Brevé es de la idea que esta sociedad necesita más jóvenes asi, ya que está contaminada, llena de odio, falta de perdón, desamor. “Debe levantarse la luz, y no solo de gente creyente, si no, de cualquiera que sea humano y quiera ver que las cosas cambien”, comentó.

Como consejo a la juventud, añadió que, “algo que últimamente ha cambiado mucho mi vida, es el buscar que todas las cosas que hago sean con pasión, por mucho tiempo fui alguien que hacía todo de manera mediocre y si es que lo hacía, y así hay muchísima gente hoy, cuantos no están hartos de sus carreras, de sus trabajos, familias, empresas etc. Y es porque a veces nos olvidamos de porque hacemos las cosas, que nos impulsa y la alegría que nos da eso. Creo que el mejor consejo que puedo darles es que hagan todo siempre con pasión”.

Finalmente, dejó un mensaje para todos los que lean este artículo: “No importa lo que hagas, o en lo que creas, Dios te ama y anhela ver su propósito cumplido en ti, deja que Él te encuentre”.

URL Corta: http://bit.ly/2MUoc6r
Coma