Destacan nuevo buque patrullero que combatirá delitos en el Caribe hondureño

658 views

*** “El hecho de contar con un equipo de mayor capacidad de alcance y autonomía nos da una mayor ventaja y efectividad de la presencia de la Fuerza Naval y del Estado de Honduras por medio del control y preservación de los recursos marinos”, aseguró López Contreras.

Tegucigalpa, Honduras 

El excanciller Carlos López Contreras manifestó que la adquisición del buque General José Trinidad Cabañas es un equipo de mayor competencia que ayudará a disuadir la pesca ilegal y las incursiones de acción delictiva en el Caribe hondureño.

“La adquisición de un equipo que pueda permanecer por tiempo prolongado y extender su alcance mediante un helicóptero, porque tiene un helipuerto, le da una mayor competencia y va a disuadir la pesca ilegal, las incursiones de acción delictiva en el Caribe hondureño y eso le da mayor seguridad al Estado de Honduras”, afirmó Contreras.

El diplomático definió la adquisición del Buque Patrullero de Alta Mar General José Trinidad Cabañas, como una decisión acertada que viene a reforzar  las políticas de Estado para la  vigilancia  de la soberanía marítima y protección de los recursos marinos y minerales  de Honduras en el Caribe, consecuente con un proceso que inició desde 1986, como un largo trayecto de delimitación de las fronteras terrestres y marítimas con países hermanos.

“El hecho de contar con un equipo de mayor capacidad de alcance y autonomía nos da una mayor ventaja y efectividad de la presencia de la Fuerza Naval y del Estado de Honduras por medio del control y preservación de los recursos marinos”, aseguró López Contreras.

Prosiguió diciendo que, “de  lo contrario, se pueden emitir leyes, pero si no se pueden hacer cumplir y hacer efectivas, todo es papel mojado; el Estado necesita los instrumentos para hacer efectivas sus leyes”.

“Las capacidades de la Fuerza Naval de Honduras, como le digo, son limitadas, porque un equipo que no tiene la capacidad para irse a 200 millas marinas de distancia y mantenerse allá, tiene que regresarse rápido a base; entonces, eso le da un desgaste tanto a la tripulación como al equipo que tienen y la reposición es cara”, subrayó López Contreras haciendo una comparación cualitativa del moderno equipo adquirido.

Su experiencia como profesional del Derecho y diplomático, negociador del Tratado de Paz entre Honduras y El Salvador, suscrito en Lima, Perú, en 1980, y como agente de Honduras designado en La Haya  en el juicio que definió el diferendo limítrofe entre Honduras y El Salvador el 12 de septiembre de 1992, le da a López  Contreras una amplia y calificada  visión retrospectiva de todo el camino seguido por el Estado de Honduras para resguardar  la seguridad y vigilancia  fronteriza en el espacio continental y marítimo.

Competencia  soberana proteger espacios marítimos  y recursos naturales

“Un país soberano no puede dejar abandonado el doble del tamaño de su territorio para que  entren delincuentes, narcotráfico, pesca ilegal, que no se cumplan los periodos de veda de pesca; eso es en parte las competencias de la Fuerza Naval de Honduras, junto a la Secretaría de Recursos Naturales, para hacer la preservación y la explotación racional de los recursos que se encuentren en las zonas de competencias de Honduras”, destacó López Contreras.

El diplomático expuso que se debe tener la calificación jurídica de lo que son los espacios marinos; uno es el mar territorial, la zona contigua, la zona económica exclusiva y la plataforma continental.

“En la medida que usted está en el mar territorial, como que esté en tierra firme, o sea las competencias del Estado son absolutamente soberanas, no hay ninguna diferencia”, indicó López Contreras.

Continuó explicando que “en la medida que usted se va alejando de tierra firme y del mar territorial, las competencias del Estado se van disminuyendo, se van a hacer menos soberanas”.

Entonces, “entra un concepto de lo que se llama ahora soberanía económica, vale decir, que el Estado tiene competencia exclusiva sobre los derechos y recursos económicos que se encuentren en la zona económica exclusiva, pero ya no tiene una competencia soberana absoluta política, como la que tiene en el mar territorial”, aclaró.

No obstante, señaló la importancia de proteger también  la riqueza de los recursos marinos y minerales que hay en la zona de soberanía económica.

“Obviamente, que no sea soberanía política no quiere decir que sea menos importante, porque los recursos y las riquezas que se pueden encontrar de una amplio territorio marítimo como el que tiene Honduras en el mar Caribe, que es posible que sea el doble o más de lo que tiene en el territorio continental, vale la pena administrarlo, preservarlo, explotarlo racionalmente y proteger los recursos que ahí se encuentren”, resaltó López Contreras.

“Los recursos que se encuentren tanto en la columna de agua, que son los recursos vivos que se encuentran en la superficie, o sea en el suelo, que pueden ser también vivos, y en el subsuelo, que puede ser de diferente naturaleza;  recursos minerales, en particular lo que se ha buscado con la exploración de petróleo, que hasta este momento Honduras no ha encontrado yacimientos con una rentabilidad que amerite una inversión suficiente”, puntualizó.

En cuanto a la estrategia de delimitación del territorio marítimo, López Contreras recordó que  “a lo largo de los años, desde el 86 en adelante, Honduras ha tenido una estrategia de ir delimitando su espacio marítimo; el hecho de que tengamos vecinos, pero sin límites, da lugar a incidentes. Entonces, ha habido una estrategia desde el extremo oriental del país hacia el occidente de ir  haciendo las delimitaciones”.

Buque refuerza acciones de control de espacios marítimos

“Entonces, todo esto unido justifica que el Estado de Honduras tenga los medios calificados y suficientes para ejercer un control, una supervisión, un ejercicio de jurisdicción sobre sus espacios marítimos que le corresponden en el mar Caribe”, indicó López Contreras.

“En ese sentido, pues, lo que es la adquisición de un buque del Estado de Israel representa, por un lado, una expresión de cooperación muy estrecha entre dos estados amigos y, por otro lado, viene a reforzar la capacidad de la Fuerza Naval en ese espacio marítimo“, reiteró.

“La Fuerza Naval es criticada en algún sentido, verdad, porque su equipo es bastante costoso y es un equipo que no es como la Fuerza Aérea, que hace viajes y vuelve aterrizar, no; cuando la Fuerza Naval sale, sale por 15 días a un mes. Entonces, el equipo se desgasta”, explicó.

Un espacio que no se protege otro lo ocupa de facto

López Contreras afirmó que “los espacios que deja un Estado internacionalmente se expone a que otro los ocupe, aunque sea de facto; puede suponer una pérdida económica para el país. Si en un momento tiene  que reaccionar, llevar a la otra parte a un juicio internacional”.

Señaló que “esos procesos son ruinosos, muy caros; entonces, lo mejor es la prevención y la adquisición de equipos para estar presentes y disuadir violación de nuestros derechos o vulneración de nuestro derecho internacional”.

“Es muy conveniente, es caro, pero la perdurabilidad de un equipo así es mucho mayor a la de un equipo pequeño  y de todas maneras el Estado ha hecho una buena negociación con el Estado de Israel, en el sentido de que no lo paga de inmediato, sino a largo plazo, y tiene facilidades de entrenamiento y mantenimiento del equipo” concluyó el diplomático. AR/Hondudiario.

URL Corta: http://bit.ly/2NH1GOK