La mujer es la menos propensa en ser señalada por actos de corrupción

268 views

*** “Las mujeres son ese bastión determinante encargadas de dar al mundo esa cuota que le falta, y transmitir de generación en generación, el amor la educación, la cultura, la religión entre otros elementos fundamentales para el desarrollo de los pueblos”, dijo Crisanto.

Tegucigalpa, Honduras

La diputada por el Partido Libertad y Refundación (Libre), Ashanty Crisanto expresó, que las mujeres deben seguir trabajando en su lucha, porque el rol de la mujer en las familias es determinante para la sociedad.

“El rol de la mujer es determinante de suma importancia en la familia y la sociedad, instituciones que son origen del resto, históricamente se nos ha responsabilizado del crecimiento integral de la familia”, manifestó Crisanto.

En ese sentido agregó, que la mujer debe seguir trabajando en su lucha, porque se ha logrado avanzar en gran medida, aunque no de manera significativa como realmente se quisiera, pero que a través de la historia se ha logrado se ha logrado la oportunidad de elegir y ser electas, ocupando espacios que antes no eran permitidos.

Del mismo modo añadió, que la parte política ha marcado una diferencia tras la historia, porque a pesar de ser la más perseguida y golpeada en escándalos de corrupción, en las estadísticas se ha demostrado que la mujer es menos propensa a caer en tales prácticas y vicios, por lo que las mujeres debemos sentirnos orgullosas de representar la dignidad de tan hermoso ser humano.

Asimismo, reconoció, que la mujer día con día construye su propia historia, “aunque no se puede negar que, en muchas partes del mundo, existen mujeres que viven en el oscurantismo, porque no pueden opinar ni tener autodeterminación de su cuerpo, espacio vital y mucho menos de su vida”.

Sin embargo, señaló, que hoy en día no existe esa igualdad tan deseada, porque cuando se habla de igualdad es tener las mismas oportunidades de ocupar los mismos espacios, reconociendo las debilidades, y valorando nuestras capacidades, pero sobre todo reconocer que más allá de cualquier condición social política, religiosa y de otra índole, todos pertenecemos a una misma raza, la raza humana.

De igual manera lamentó que, no es posible que  los seres humanos se estén matando, atacando,  haciéndose daño,  todo por falta de comprensión tolerancia, y sobre todo por falta de amor, “necesitamos una sociedad más justa, un país más nuestro en donde todos podamos vivir en armonía con respeto y dignidad”.

Crisanto destacó, que las mujeres son ese bastión determinante encargadas de dar al mundo esa cuota que le falta, y transmitir de generación en generación, el amor la educación, la cultura, la religión entre otros elementos fundamentales para el desarrollo de los pueblos, “que vivan las mujeres, que viva Honduras y que vivamos nosotros en nuestro día”. AR/Hondudiario

 

 

URL Corta: http://bit.ly/36xnXFm