Más hondureños dejan de creer en el amor, divorcios aumentan

1368 views
Coma

*** El punto de quiebre comienza cuando el divorcio solo supone un problema y se asocia a factores de riesgo, como los niños. 

Por Oscar Banegas

Tegucigalpa, Honduras

“Los declaró marido y mujer, puede besar a la novia”, es lo último que escucha la feliz pareja luego de darse el sí frente al altar al casarse, prometiéndose amor “hasta que la muerte los separe”, algo un poco alejado de la realidad, veremos el por qué.

No estamos diciendo que la vida de casados no pueda durar, hay parejas que quiérase o no, logran envejecer juntas, el punto es que en los tiempos que corren hoy en día es muy poco probable que eso suceda.

Es aquí donde llegamos el punto del que queríamos hablar, los divorcios, en la actualidad como que esta moda casarse joven y después divorciarse como si nada hubiese pasado.

Antes por lo menos, según fuentes con experiencia en ese contexto, se hacia la “lucha” por salvar el matrimonio, hoy no, es más “fácil” divorciarse y tratar de comenzar de nuevo con alguien más.

El punto de quiebre comienza cuando el divorcio solo supone un problema y se asocia a factores de riesgo, como los niños, que están en medio de la relación, donde se suma el conflicto interparental, una coparentalidad inadecuada, cambios en las rutinas de los hijos o en su defecto con quien vivirán, que en la mayoría de los casos será con la mamá.

Hondureños dejan de creer 

En Honduras, datos del Centro Electrónico de Documentación e Información Judicial (CEDIJ), revelan que durante el 2019 ingresaron 7 mil 056 demandas por divorcio a nivel nacional, cifra que podía ser mayor ya que aún no están cerrados los números de diciembre.

En se mencionar que la cantidad es mayor a las demandas ingresas en 2018 cuando se presentaron 6 mil 698 casos.

De esa cantidad, en 2019, 5 mil 561 obtuvieron resolución, lo que significa que esas personas andan solteras por allí otra vez.

En el desglose, el departamento que menos cree en el amor es Cortés con mil 804 demandas, 890 por divorcio contencioso y 914 por mutuo consentimiento.

Seguido por Francisco Morazán con mil 609 demandas, 847 por contencioso y 762 por muto consentimiento.

Otros departamentos que los siguen son Atlántida con 613 y Yoro con 564 demandas.

Allá por Comayagua y Copán tampoco es que se quieran mucho, con 339 y 356 casos respectivamente, es de decir que obviamente son zonas menos pobladas.

“Infidelidad pública y manifiesta”

Desde Hondudiario, nos trasladamos hacia los Juzgados de la Familia para conocer las causas del porque los hondureños dejaron de creer en el amor.

En ese sentido, los expedientes a los que se obtuvo acceso revelan que muchas de las demandas eran por abandono de algún miembro del matrimonio.

“Al cabo de ocho años aproximadamente, la señora … abandono el hogar sin ninguna justificación razón suficiente del porque el representante acude a esta vía jurídica entablando esta solicitud para la disolución de su vínculo matrimonial”, decía uno de los expedientes, donde el demandante alegaba abandono injustificado.

“Separación definitiva, la relación no se volvió estable y nuestra convivencia como pareja no gozó de cuna continuidad normal, diferentes situaciones, nos vimos en la necesidad de separarnos durante algunos periodos, no tenemos problemas personales ni guardamos resentimientos”, agrega otro expediente basado en términos armoniosos y de común acuerdo que disuelve ese matrimonio.

Otro era el caso de un hombre quien demandaba a su, en ese entonces esposa, por “infidelidad pública y manifiesta”, alegando desconocer el paradero de ella y su amante.

La demanda de divorcio sostiene que es, “irremediablemente destruida la relación matrimonial no existiendo arreglo alguno”.

Como ya hemos visto, así como esos casos, hay cientos de miles más, algunos con mayor impacto familiar, porque como lo hemos mencionado existe el factor de los hijos, que bien se sabe son los que sufren todas las consecuencias, tema que no abordaremos en profundidad por el tono del reportaje.

Para la profesional del derecho, Lesbia Mejía, el “matrimonio es el derecho del hombre y la mujer que tengan calidad naturalmente, ósea que tengan la capacidad de contraer matrimonio entre sí, como igualdad jurídica de los cónyuges”.

“El divorcio es otra figura también que se encuentra en el código de familia y pues el divorcio contencioso tiene ocho causas, pero de esas ocho causas las que son más conocidas es por infidelidad y por los malos tratos esas son las más utilizas por las que más se divorcian las personas”, complementó la abogada.

También, Mejía explicó que el divorcio por mutuo consentimiento es el que se da cuando ambas partes están de acuerdo en celebrar el divorcio y pues solo tienen que tener dos años de haber celebrado el matrimonio.

“Ese es uno de los requisitos del divorcio por mutuo consentimiento”, apuntó.

De “amor no se come”

Ya sea por muto acuerdo o contencioso, los divorcios en la actualidad no son tan “trágicos” o “mal vistos” como antes, algo así como dramas de novelas, y no es que así justifiquemos que hayan aumentado, y lamentando también que los hijos son los que reciben el mayor golpe de la separación.

Lo que si podemos plasmar con palabras es que, el matrimonio es una decisión que no se debe tomar a la ligera, pues como dicen, de “amor no se come”, el matrimonio abarca cientos elementos y puntos de vista, que cada quien tiene que tomar en cuenta antes de “lanzarse” junto a su “alma gemela”, el amor y el cariño son parte fundamental, sí, pero van de la mano con muchos otros valores y sentimientos que dependen de la personalidad y educación de cada quien.

URL Corta: http://bit.ly/31is1YV
Coma