“Cuidado con los explotadores de la Fe” Mario Fumero

401 views

Por: Mario E. Fumero

He tenido noticias de que un falso apóstol llamado Guillermo Maldonado, pastor de una mega iglesia en Miami Florida, de origen hondureño, millonario a costilla de la religión , y prominente predicador de la prosperidad vendrá a Honduras para traer unas conferencias, y según informes cobrara entre L.500.00 a L.1,000.00 por la entrada a dicho evento, para predicar y quizás dar falsas profecías ,como lo ha hecho en Ecuador y Argentina en eventos parecidos, y lo que más tristeza me da es que muchos incautos pagaran para irán a escuchar su mensaje disparatado.
Es bueno hacer saber que debemos tener cuidado de esos pastores o religiosos que lo único que busca es el dinero de las personas, para vivir como magnates de la fe, y como dice San Pablo, viven para el vientre y no para Dios (Filipenses 3:19) por lo cual hace afrenta a la verdad del evangelio siendo manchas en la iglesia, y haciendo afrenta a la verdad proclamada por Jesucristo (Judas 1:12).

Considero que el mensaje de Dios no se vende, y que todo predicador cristiano que le ponga precio a la Palabra de Dios, es un negociante, convirtiendo el evangelio en un objeto mercantil, falsificando la Palabra revelada en las Escrituras (2 Corintios 2:17), y todo aquel que paga por oírle, evidencia una ignorancia completa del sentido bíblico de la gracia del Señor, ya que por gracia somos salvos por la fe (Romanos 3:24), y la verdad no se vende (Proverbio 23:23), por lo cual se vuelve cómplice de sus malas acciones.

ristemente en nuestros tiempos existen muchos religiosos que, siendo lobos rapaces, se visten de ovejas para engañan a los incautos. Ellos predican un evangelio lucrativo, mercadeando con el mensaje de Jesucristo, y aunque tienen apariencia de piedad, viven ostentosamente, por lo que no son dignos de crédito, ya que niegan con sus hechos la piedad, de lo cual las Sagradas Escrituras dice que a las tales personas hay que evitarlos, y aun ni comamos con ellos (1 Corintios 5:11, 2 Timoteo 3:5), porque son ciegos que guían a ciegos (Mateo 23:14 Romanos 2.19).

Éstos pastores buscan notoriedad, y para ellos hacen ofertas engañosas, y llenan sus congregaciones con multitudes, e invitan a los políticos que buscan los votos para enaltecerse y convertirse en profetas de políticos, manipulando la Palabra para beneficio propio, y profetizando mentiras, y por medio del engaño se enriquecen desmedidamente, y si algunos dudan de lo que digo, consulte en internet y vera mucha información al respecto.

uando hombres inescrupulosos que se escudan en la religión para cobrar por predicar el evangelio, y la gente cae en la trampa y asiste a estos eventos, descubrimos con tristeza la ignorancia que hay en los llamados cristianos ,respecto a la verdadera reveladas en las enseñanza de Jesucristo, porque nosotros no seguimos a hombres, sino a principios y valores, y si algún hombre se aparta de esa verdad, y toma la religión para enriquecerse y lucrarse, sea de la iglesia que sea, debemos señalarlos y evitarlos, para no ser partícipes de sus malas obras, y cómplices del falso evangelio que induce a la ambición y la codicia, negando con ello la consagración y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor (Hebreos 12:14).

Tengamos cuidado y seamos prudente. Usemos el discernimiento para no caer en la trampa de los explotadores de la fe, y usemos el dinero para causas justas como es ayudar al pobre y al menesteroso, porque no podemos permitir que la iglesia sea un mercado, y del evangelio un negocio.

mariofumero@hotmail.com

URL Corta: http://bit.ly/2Sq1zs9