Empresario salvadoreño retrocede y decide no comprar al Vida de La Ceiba

1217 views

***Bajo su mando el club en el torneo Apertura 2019 logró clasificar al pentagonal final y en este Clausura 2019 arrancó disputando los primeros lugares.

Tegucigalpa, Honduras

El empresario salvadoreño Omar Romero y su empresa FC Newa Orleans Inc, anunciaron su retiro de la operación de compra del Vida de La Ceiba por varios motivos que explicó a través de un comunicado emitido el pasado lunes.

Estos habían llegado a un acuerdo con el señor Roberto Dip para adquirir al club y desembolsó como primer pago la suma de 125 mil dólares.

El comunicado íntegro:

La Ceiba, Honduras 10 de febrero, 2020
Afición Club Deportivo y Social VIDA y Medios de Comunicación

Hemos hecho una evaluación exhaustiva a la operación del Club Deportivo y Social Vida de La Ceiba, institución que fue adquirida por mi empresa FC New Orleans Inc por medio del señor Roberto Dip, con el cual se llegó a un acuerdo de pagos y un capital inicial de trabajo invertido en el equipo que asciende a 125 mil dólares, dinero desembolsado durante una sola temporada.

Esta evaluación nos ha llevado a tomar la lamentable decisión de retirarnos de la operación de compra del Club Deportivo y Social Vida por las razones siguientes:

-Desde el primer momento que tomamos el equipo dadas las buenas referencias que Roberto Dip nos dio de las que eran sus personas de confianza, decidimos mantener en sus cargos al personal, confiando y dándoles el beneficio de la duda que trabajarían a favor de nuestra gestión al frente del equipo, pero lo que realmente ocurrió fue totalmente lo contrario. En las últimas semanas hemos sido objeto de infundados y continuos ataques de algunos de ellos, usando inclusive las redes sociales del equipo y ciertos medios de comunicación para no dejarnos trabajar y no dejarnos implementar los planes de ordenar la institución para que el Vida llegara a tomar el lugar que se merece en el fútbol hondureño y centroamericano.

-Encontramos una institución sumida en deudas algunas viejísimas; aun sabiendo lo que pasaba, decidimos asumirlas e ir poco a poco tratando de estabilizar el club, por lo que se hizo una inyección de capital inicial de 125 mil dólares en un solo torneo.

-Como inversionistas nosotros hemos perdido dinero, ya que no hubo en ningún momento voluntad de los dirigentes de poder utilizar fondos que entraban al equipo para ponerlos a disposición nuestra y cumplir las órdenes que se brindaban en Honduras por parte de mi equipo de trabajo. La mala administración en Honduras, nos ha llevado a que ahora se tengan deudas con proveedores, cuerpo técnico, etc. Cuando de buena fe se confió en las personas que hasta este momento siguen al frente del equipo.

Por estas razones, decidimos dar un paso al costado y que los actuales dirigentes tomen el control total del Club Deportivo y Social Vida a partir del 11 de febrero de 2020; ante esto, la administración Roberto Dip junto a sus actuales dirigentes son los nuevos responsables de la parte financiera y de los pagos de todas las deudas que actualmente se tienen.

Aclaro que el señor Roberto Dip conoce de mi decisión, y que el finiquitar la parte contractual del acuerdo de compra será tratada única y exclusivamente por nuestros abogados, lo cual incluye la penalidad de parte nuestra a pagar a Roberto Dip por incumplir el acuerdo, aclarando también que la falta de pago por parte nuestra no es la razón por la que nos retiramos, ya que hay una fecha acordada del 1 de marzo del corriente, al mismo tiempo el señor Dip se comprometió a reembolsarnos el capital inicial con su respectiva generación de ingresos de lo que se invirtió en el equipo.

Ofrecemos una disculpa pública a la afición del Club Deportivo y Social Vida, jugadores y cuerpo técnico, a los patrocinadores que nos apoyaron, medios de comunicación, la marca Ardesa, empresarios, ASVI y buenos amigos en Honduras que creían en nuestro proyecto, ya que nuestros planes no terminaron como lo esperábamos, el darle un mejor posicionamiento al equipo en materia deportiva, operativa, administrativa e internacional.

Deseamos lo mejor para esta gran institución, y en nuestro corazón como empresa siempre habrá un espacio para el Club Deportivo y Social Vida, Karen de Romero, mi esposa, y yo somos extranjeros pero le tomamos mucho aprecio a una bella ciudad como La Ceiba, pero nos llevamos sorpresas y ataques desde el primer día, por lo que consideramos tristemente que es culpa de unos pocos por tratar de mala manera a personas que creen en el crecimiento de la ciudad, empleando más de 100 personas cada mes ayudando a la economía de La Ceiba.

Estoy eternamente agradecido con todos los que nos apoyaron, especialmente con mis empleados directos en Estados Unidos, El Salvador y La Ceiba, que sin percibir un salario formal de parte de Club Deportivo y Social Vida trabajaron incansablemente bajo mis órdenes y lucharon día a día contra las adversidades que se encontraron dentro de la institución y los choques con parte del personal que actualmente maneja al equipo. GO/Hondudiario

URL Corta: http://bit.ly/2HgmGIg