Conferencia Episcopal pide finalice el odio y la división en el país

401 views
Coma

***La CEH indica que la Cuaresma es tiempo de gracia porque, en el fondo de todo este esfuerzo, lo que está en juego es nuestra salvación personal, y la de toda la humanidad.

Tegucigalpa,Honduras

La Conferencia Episcopal de Honduras (CEH), pidió a todos los actores políticos y sociales que finalice el odio, la división y las rivalidades y se retome el camino de la paz y reconciliación

Destacan que el próximo miércoles, que inicia con la Cuaresma también es tiempo para desterrar el odio, la rivalidad y la división, que atentan contra las relaciones humanas y destruyen la caridad fraterna.

Es también un tiempo propicio para sanar las heridas acumuladas en el corazón de tantas personas; heridas que dañan a nuestras comunidades e instituciones.

Es por ello que, sanando las heridas, se restablecen las relaciones de amistad y de confianza entre los hombres de nuestro tiempo; de igual manera, se restablecen las relaciones de justicia en nuestro sistema social y en el ejercicio de la actividad pública, que deben actuar siempre con transparencia para que resplandezca la verdad.

Por estas razones, teniendo en cuenta la importancia y la necesidad de la reconciliación en la situación tan polarizada y llena de conflictos que vivimos en Honduras, pedimos a todas las Comunidades cristianas, parroquias, movimientos apostólicos y fieles en general, que promuevan el perdón y la reconciliación con la Campaña de Evangelización 2020, que tiene como título “UNA COMUNIDAD RECONCILIADA CONSTRUYE UN PAÍS EN LA VERDAD Y LA JUSTICIA”.

Señalan que es un tiempo, como afirmaba el Papa Francisco durante su viaje apostólico en Chile, para recuperar el programa de vida de Jesús, en nuestras comunidades cristianas y en todas aquellas personas de buena voluntad que apuestan por el futuro, que continúan soñando, dejándose tocar e impregnar por el Espíritu de Dios, para construir un nuevo país, donde brille la justicia y la verdad.

El Tiempo de Cuaresma es una llamada a recuperar el horizonte de vida que la Iglesia contempla en el Calvario, donde se consuma y glorifica la entrega total del Amor infinito de Dios manifestado en Cristo Jesús; el cual “destruyó el odio en la cruz, y habiendo hecho de los dos un solo pueblo, los reconcilió con Dios por medio de la misma cruz”, (Ef 2,16).hondudiario/AB

 

 

URL Corta: http://bit.ly/2Pltxoa
Coma