Unos 30 mil galones de agua se pierden por robo de contadores en un día

3246 views
Coma

*** En medio de la escasez de agua en los embalses de la ciudad capital y sumado la emergencia nacional por el coronavirus en el país, malvivientes están causando pérdidas incuantificables al sistema.

Tegucigalpa, Honduras

Miles de galones de agua se pierden cada día por el robo de contadores en los diferentes barrios, colonias y residencias de la capital, porque “delincuentes” los arrancan y rompen los tubos de enlace, provocando que se pierda el líquido cuando se habilitan los sistemas de conducción del abastecimiento racionado.

Autoridades y empleados del SANAA-Alcaldía Capitalina, confirmaron que en los últimos años supuestamente vendedores de metales se estarían robando los contadores de agua que están en las casas de barrios y colonias de la capital, una actividad “delictiva” que está ocasionando cuantiosos daños económicos a la institución y pérdidas incuantificables del vital líquido.

 Según los registros, “al día se contabilizan el robo de unos 10 contadores en barrios, colonias y zonas residenciales de todo el Distrito Central”.

“Cuando se roban un contador y no se detecta antes de echar el agua; Se derraman o se pierden más de 10 metros cúbicos por conexión cómo mínimo,  es decir, unos  2 mil 600 galones”,  estimó un empleado del SANAA, aunque precisó que podrían ser muchos más galones si hay mayor presión de agua en las tuberías de 1/2 de grueso.

Asimismo, estimó que las pérdidas económicas por esos daños  materiales y fuerza de trabajo ascienden a más de 30 mil lempiras mensuales.

Cómo ejemplo, explicó que si en un día, se roban cuatro contadores y al activarse el servicio de agua entre las 9:00 de la noche hasta las primeras horas de la mañana que se identifica el problema, se pueden botar hasta 20 mil galones de agua, considerando unas 10 horas de tiempo continuo, dependiendo la ubicación de las casas y porque muchas veces las personas o propietarios de las viviendas afectadas no avisan oportunamente.

Indicó que “sólo en el centro de Tegucigalpa y zona alrededores de los mercados de Comayagüela se tienen válvulas de control de cierre por cuadra cuando en el resto de la ciudad se activa, pero otras zonas muchas veces no se puede interrumpir y si se hace siempre queda mucha agua en los tubos de conducción que son más grandes y cuando se han robado un contador casi siempre se pierde, porque sólo cuando hay derrame se identifica el problema o se informa.

“Hay una calendarización de las horas de suministro de nueve días, considerando que se esta administrando una crisis por la poca reserva de agua en los embalses. Una crisis o una administración del agua para abastecer racionalmente a los capitalinos”.

Debido a las pocas lluvias en los últimos años, las dos represas se mantienen con bajos niveles y lo que ha provocado y obligado a realizar fuertes medidas de racionamientos para todos los capitalinos. hondudiario

 

URL Corta: https://bit.ly/2Ub5sDx
Coma