Apuntes

184 views

SEMANA. Otra semana más de confinamiento, así es que, a seguir engordando, unos, y aguantando hambre, otros. Pero no queda de otra. O nos encerramos o nos palmamos, papa…

JET. ¡Llegaron los cubanos! Como quien dice ¡Ya llegó por quien lloraban! Gran debate por si venían o no venían. Arribaron directito desde La Habana en el jet 737 catracho que cubre la ruta Roatán-SPS-Tegucigalpa, con el escudo de Morazán y la Marca País en su fuselaje.

GORRA. El Cosenza de Salud jura que vienen de gorra, es decir, que no están cobrando los más de tres mil dólares que cobran cuando van a cualquier país. Qué bueno.

VARITA. Es bueno que vengan médicos cubanos a ayudar, o de cualquier otro lado del planeta. Pero no es cierto que traen la varita mágica contra el coronavirus. Todo eso que dicen de ellos es un invento de aquellos que se quedaron colgados en la Guerra Fría, que insisten en poner a la isla como la mamá de la medicina. De Italia hasta los corrieron.

SAPO. ¡Eureka! Apareció la encargada de negocios de la embajada imperial y le entregó a Lisandro unos botecitos de gel, guantes, mascarillas y toallitas. ¡Ahhh! y son comprados aquí. O sea que no es producto gringo. Pero, bueno, “piores” nalgas tiene la rana y así se las besa el sapo.

CHINOS. Aunque dicen que a macho regalado no hay que buscarle lado, los chinos le mandaron al busero superado de Nicolás un gigantesco avión, con cinco millones de mascarillas, ventiladores y toneladas de guantes y trajes de bioseguridad. ¿Entonces?

FULTON. Por cierto que no se había vuelto a saber nada de la embajadora “in fieri” del imperio. La Fulton sí aparecía a cada rato con sus tuits. Do you remember?

EEH. Lamenta “Power Chicken” que, por más que no lo quería hacer, tendrá que despedir trabajadores, porque resulta que la tal EEH le mandó un recibo de millones, y no tiene para pagar.

FERIA. Pues, hombre, Hilario, pasado mañana se reabre la Feria del Agricultor, frente al estadio, así es que, ya están sabidos. Eso sí: El Jimmy Ponce jura que cumplirán con todas las medidas de bioseguridad.

URGE. Lo que sí urge son las pruebas rápidas. Para ayer, no para hoy. Entre más pruebas se hacen por día, mayor detección del virus y, entre mayor detección, mayor control. ¿Estáis oyendo, Alba Consuelo?

800. En Costa Rica, para el caso, se hacen hasta 800 pruebas por día. Aquí no llegamos ni a 200 diarias y se necesitan un mínimo de tres mil. En países como Alemania se hacen miles y miles y por eso han logrado poner quieta a la pandemia.

ODIO. Otra vez en solitario, como el Llanero, el cardenal ha ofrecido la homilía y manda a decir que difícilmente Dios va a bendecir un país como Honduras, lleno de odio, divisiones, pecado y maldad.

URL Corta: https://bit.ly/2VNV3xn