Día Mundial de la Tierra, una celebración en confinamiento

376 views

***Hoy se conmemoran los 50 años del Día de la Tierra y este 2020 la mitad de la población mundial se encuentra en cuarentena por el coronavirus.

Tegucigalpa, Honduras

Cada 22 de abril se celebra el Día Internacional de la Madre Tierra cuyo objetivo es proteger al mundo y crear una conciencia común a los problemas de la sobrepoblación, la producción, la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales.

Hoy se conmemoran los 50 años del Día de la Tierra y este 2020 la mitad de la población mundial se encuentra en cuarentena por el coronavirus. La paralización de fábricas, del transporte (aéreo, terrestre y fluvial) y el tráfico de personas -entre otras muchas consecuencias de la Covid-19- tiene un visible impacto para el medio ambiente que se tradujo en menos contaminación, aguas más limpias y cielos más claros. Desde China, Barcelona o Madrid, Venecia, Bolivia hasta Argentina.

Así lo confirman numerosos análisis científicos, artículos de prensa e imágenes difundidas por todo el mundo, en particular en las redes sociales.

En grandes ciudades de las naciones más pobladas del mundo se pudieron ver curiosas postales de animales silvestres recorriendo las urbes, combinadas con una visible baja en los niveles de smog.

Se tiene reportes de cabras montañesas paseando en las desiertas calles de una ciudad de Gales; leones reposando en una carretera en África; venados en Nara (Japón); coyotes en San Francisco, monos en Lopburi (Tailandia), llamas en la ciudad de El Alto (Bolivia) y capiguaras y monos en Santa Cruz de la Sierra (Bolivia).

Asimismo, diversos mapas dan cuenta de la abrupta reducción de la contaminación ambiental por el cierre de fábricas y centros industriales. Incluso se habla de fuertes evidencias de que la capa de ozono registra signos de recuperación desde el inicio del aislamiento social impuesto por la pandemia.

Después de décadas y tras la cuarentena y las fronteras cerradas por el coronavirus se puede apreciar aguas cristalinas y la presencia de peces en diversos ríos (Río Rocha en Cochabamba, Bolivia) y en canales, como Venecia.

En China, el promedio de días sin contaminación atmosférica aumentó en un 21,5 por ciento en comparación con las mismas fechas del año anterior, según un informe del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente de China y esto implicó una drástica mejora en la calidad del aire, según datos publicados por la NASA.

En Europa se apreció una reducción significativa de la contaminación atmosférica que coinciden con las medidas drásticas de confinamiento tomadas en los últimos días. Madrid en particular redujo considerablemente los niveles de contaminación atmosférica. Los datos facilitados diariamente por el Sistema de Vigilancia de Calidad del aire del Ayuntamiento de Madrid son contundentes: durante los primeros días de la cuarentena, los cinco distritos de la ciudad contaron con medidas catalogadas dentro de la categoría “muy bueno” del índice de calidad del aire.

En Venecia los canales mostraron aguas cristalinas. En algunas zonas incluso se observaron algunos pequeños bancos de peces que se habían aventurado en los cursos de agua desde la laguna o desde el mar.

En Cochabamba (Bolivia), según datos de la la Secretaría de la Madre Tierra de la Gobernación, la contaminación atmosférica por emisión de gases del parque automotor como el dióxido de nitrógeno (NO2) y dióxido de azufre (SO2), disminuyó en un 80 por ciento.

En Argentina, según la Agencia de Protección Ambiental, la contaminación atmosférica en grandes ciudades bajó aproximadamente en un 50 por ciento en relación al mismo período de 2019.

Para los ecologistas, se trata de una demostración práctica del creciente daño que el actual modo de producción y vida ocasiona a la naturaleza. Y fue el combate a esa realidad el motivo por el cual la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó el 22 de abril de 2009 una resolución que declara esta fecha como Día Internacional de la Tierra.

Aunque la Covid-19 se ha extendido por todo el mundo – avanza superando los 2.5 millones de casos confirmados en el mundo- y domina la agenda noticiosa y la atención mundial, la necesidad de acelerar la acción por el clima y la naturaleza sigue siendo tan urgente como siempre.

Para fines de 2020, las emisiones globales de carbono deben disminuir 7,6 por ciento y continuar disminuyendo en esa misma proporción cada año durante la próxima década para que se pueda mantener el calentamiento global por debajo de 1,5˚C a fines de siglo, según el Informe sobre la Brecha de Emisiones 2019 del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).

El 22 de abril es un recordatorio oportuno de aprovechar las oportunidades que ofrece el mundo natural para crear empleos verdes y estímulos económicos sostenibles, tomar medidas urgentes para evitar un calentamiento global insostenible y asegurar un futuro saludable y digno. Los Tiempos/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/2VND9ux