Los túneles de desinfección “no sirven” para frenar el COVID-19: OPS/OMS

1463 views

*** En varios países y en algunas ciudades de Honduras, se han instalado los túneles, pero expertos epidemiólogos, doctores y ministerios de salud del mundo coinciden que deben ser removidos porque no contribuyen en nada a combatir el coronavirus, por eso se están quitando en muchos países..

Tegucigalpa, Honduras

La representante de la OPS/OMS en Honduras, Piedad Huerta, recomendó al gobierno hondureño a través de la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores, que el uso de los túneles de desinfección que se están colocando en el país, están provocando falsas sensaciones de seguridad entre la población y se descuidan las medidas básicas para frenar el COVID-19, como el uso de la mascarilla, lavarse las manos y el distanciamiento social, que son más efectivas.

Esta recomendación se colige en una carta enviada a la titular de la Salud, donde le explica las razones, considerando los estudios y las experiencias dejadas en otros países del mundo, donde también se combate la pandemia del coronavirus.

La OPS/OMS, explica que la epidemia del COVID-19 se propaga principalmente por vía aérea, a través dc gotitas que se producen al estornudar o toser de una persona infectada y por contacto de superficies contaminadas.

En tal sentido, el uso de túneles desinfectantes o sanitizantes para uso de la población no es recomendación de la OPS/OMS, porque ni existe  evidencia sobre la eficacia de estos sistemas para realizar una desinfección efectiva del virus causante del COVlD-19, generando una falsa sensación de seguridad en la población con la posibilidad de descuidar medidas básicas de prevención como lavado frecuente de manos, uso de mascarilla y el distanciamiento social.

simismo, agrega Huerta en la carta oficial, “es importante mencionar que los productos desinfectantes para uso en superficies porosas y no porosas, con requerimientos variables de tiempos de contacto, al ser aplicados directamente a las personas, aún en bajas concentraciones y de forma muy breve. puede producir efectos adversos con afectaciones a la piel, ojos y mucosas”.

“Además, la inhalación de estas sustancias puede causar irritación en las vías respiratorias altas y bajas provocando síntomas que se pueden confundir con COVID-19.

La OPS/OMS no recomienda uso de túneles sanitizantes o similares con aplicación de químicos. Sin embargo. es necesario insistir en la adopción de medidas básicas de prevención como lavado frecuente de manos, uso de mascarilla y el distanciamiento social, dice la comunicación.

Asimismo, científicos y expertos a nivel mundial que han tratado el COVID-19, han recomendado “¡No más túneles de desinfección o sprays en las personas!”, coincidiendo con las recomendaciones de la OPS/OMS, porque las medidas adoptadas “por diferentes municipalidades, barrios y comercios de instalar túneles de desinfección y rociar a las personas con químicos están siguiendo tendencias sin observar los efectos que puedan tener en la salud humana y el ambiente, imitando instalaciones realizadas en diferentes países con el deseo de luchar contra esta pandemia que azota el mundo.

Las experiencias, como ejemplo en China, Irán, Turquía, México, Ecuador, Argentina, Venezuela, e India, entre otros, “si bien varios países los han instalado, los epidemiólogos, doctores y ministerios de salud están pidiendo que sean removidos”. En tal sentido en esos países varios Ministerios de Salud se han pronunciado en contra de dicha práctica, y empezaron a quitarlos. De igual manera, los Ministerios de Salud de México y Perú, donde se alertó a la población de sus efectos y se manifestaron en contra de su uso y propagación.

Para el caso, Dale Fisher, un experto en enfermedades infecciosas en Singapur y que preside la Red Mundial de Alerta y Respuesta ante Brotes Epidémicos (GOARN, por sus siglas en inglés) coordinada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), dice que “aún cuando una persona infectada pase por estos túneles podrá aún transmitir el virus del otro lado del túnel. Los túneles no atacan el riesgo número 1 de transmisión que es el contacto de persona a persona”.

Los químicos utilizados en estos túneles y en formato de spray son mezclas de cloro y tipos de amonio cuaternario, entre ellos el cloruro de benzalconio, con agua. Ambos químicos son desinfectantes comunes y recomendados por la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA) y diferentes organizaciones de Salud para desinfectar superficies durante el Covid-19, “NO para ser usados en humanos”.

Que las superficies recomendadas para ser limpiadas con estos químicos deben ser de tipo NO-POROSAS y la ropa es porosa. Otra sustancia utilizada en estos túneles ha sido el Ozono. Este no forma parte de los desinfectantes recomendados por la EPA ya que es un gas y no se encuentra en formato líquido.

Si bien, la OMS y otros estudios científicos, lo han recomendado para desinfectar superficies, recomienda siempre que no se utilice en presencia de otras personas aparte de los que aplican el producto en los espacios con equipo de seguridad especial, por sus efectos nocivos en la salud.

La EPA enumera estos efectos, advirtiendo que cuando se inhala: “el ozono puede dañar los pulmones. Cantidades relativamente bajas de ozono pueden causar dolor en el pecho, tos, falta de aliento e irritación de la garganta.

También puede empeorar enfermedades respiratorias crónicas como el asma y comprometer la capacidad del cuerpo para combatir las infecciones respiratorias”.

A esto la FDA, añade: “El ozono es un gas tóxico sin aplicación médica útil conocida en terapia específica, complementaria o preventiva. Para que el ozono sea eficaz como germicida, debe estar presente en una concentración mucho mayor que la que el hombre y los animales pueden tolerar de manera segura”.

Entonces, ¿por qué se le está aplicando a las personas directamente en sus manos o en todo su cuerpo antes de entrar a los locales? No existen estudios que promuevan su uso y sin embargo sí hay estudios sobre el efecto negativo si son usados en los seres humanos (asma, irritación de la piel y los ojos, corrosivos para nariz, garganta y tracto respiratorio) y al ser desechados en la naturaleza (formación de compuestos clorados cancerígenos como los trihalometanos).

Los 3 mayores problemas de esta práctica, son su efecto negativo en la salud humana y en la naturaleza, y el falso efecto de seguridad que causa en las personas, quienes sienten que una vez pasan por estos túneles no deben mantener la distancia social y no necesitan lavarse las manos. Siendo esta última la recomendación número 1 de la OMS para atacar al virus. MO/OPS/OMS. Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/2yLqKPI