PIB caerá un 3.9% y recuperación económica será hasta el 2021, tras última actualización del BCH

819 views
Coma

*** También se prevé una reducción de las exportaciones totales y en el flujo de las remesas familiares.

Tegucigalpa, Honduras

El Banco Central de Honduras (BCH) estimó este jueves una caída en el Producto Interno Bruto (PIB) para 2020 hasta de un 3.9 por ciento y una recuperación de la economía hondureña en un rango de 4 a 4.5 por ciento para 2021, luego de analizar la evolución actual de la economía global y nacional ante la crisis sanitaria del Covid-19.

Según el máximo organismo financiero del país, la propagación del Covid-19 ha provocado mayor incertidumbre para predecir el efecto total en el comportamiento económico global, dado que resulta difícil medir el impacto que las medidas de contención tendrán sobre el desempeño de las diferentes actividades económicas y la efectividad de las medidas de políticas económicas adoptadas para mitigar la contracción económica esperada.

Asimismo, los pronósticos del Fondo Monetario Internacional (FMI) publicados en el informe de Perspectivas de la Economía Mundial (WEO, por sus siglas en inglés) de abril de 2020 indican una contracción de 3.0 por ciento en la actividad económica mundial para este año, contrario al crecimiento de 3.3 por ciento que preveían en enero de 2020.

El BCH hace referencia que la economía de Estados Unidos (EE. UU.) que se esperaba creciera 2.0 por ciento, actualmente registrada una contracción de 5.9 por ciento en este año. La pandemia también ha incidido en los precios de las materias primas, especialmente el petróleo, el cual ha mostrado niveles históricamente bajos, así como generado aumento en la volatilidad en los mercados bursátiles y el endurecimiento de las condiciones financieras.

Además, el Banco Central sostiene que la economía hondureña estará siendo afectada tanto por choques externos, dada la caída en la actividad económica de sus principales socios comerciales, y por choques internos, derivados del impacto directo en las actividades económicas debido a las restricciones a la movilidad adoptadas en el país a partir de la segunda mitad de marzo del presente año, ambos generando una contracción en la demanda agregada.

En este sentido, el BCH estima una caída en el Producto Interno Bruto (PIB) para 2020 en un rango de 2.9 por ciento a 3.9 por ciento, el cual por la demanda es explicado principalmente por la contracción del consumo e inversión privada, así como en las exportaciones de bienes y servicios.

Por la oferta esta caída estará siendo explicada en su mayoría por el decrecimiento en industria manufacturera; comercio; hoteles y restaurantes; agricultura; transporte y almacenamiento y construcción.

Por su parte, asumiendo la suspensión gradual de las medidas de contención a partir del segundo semestre de 2020 y una mejora en la confianza de los agentes económicos, el órgano financiero espera una recuperación de la economía hondureña en un rango de 4.0 por ciento a 4.5 por ciento para 2021.

En línea con lo anterior, su efecto en el sector externo prevé una reducción de las exportaciones totales y en el flujo de las remesas familiares.

Es de recordar que, en temas de política monetaria, el BCH aprobó un conjunto de medidas con el propósito de flexibilizar las condiciones financieras y preservar el canal del crédito a los distintos sectores económicos, que ayuden a mitigar el impacto derivado de la pandemia, destacando la reducción de la Tasa de Política Monetaria a 4.50 por ciento.

Adicionalmente, el directorio del BCH aprobó medidas adicionales orientadas a proveer mayor liquidez mediante la modificación de los instrumentos directos e indirectos, resaltando la reducción a 0 por ciento del requerimiento de Inversiones Obligatorias en moneda nacional. Estas medidas adoptadas por el BCH representan una inyección de recursos al sistema financiero en alrededor de 22 mil 100 millones de lempiras.

Bajo el contexto actual, los pronósticos del BCH para 2020 indican que la inflación se mantendrá por debajo del punto medio del rango de tolerancia en los que predomina la ausencia de presiones de demanda agregada y caída en los precios de los combustibles, por encima del aumento temporal en los precios de alimentos. OB/Hondudiario 

 

 

URL Corta: https://bit.ly/3du3lBJ
Coma