Honduras con la ilusión de una apertura inteligente mientras camina a “ciegas” por la pandemia

883 views

*** De acuerdo a fuentes de la empresa privada se estima que un 25 por ciento de la economía esta activa en este momento.

Tegucigalpa, Honduras

Honduras detectó el primer caso positivo de Covid-19 el pasado 10 de marzo, luego, el día 14 de marzo la Comisión de Contingencias (Copeco) emitió alerta roja a nivel nacional a solicitud de la Secretaría de Salud debido al riesgo de propagación del virus, más tarde el 20 del mismo mes, se decretó un toque de queda absoluto a nivel nacional que se ha ido extiendo conforme pasan las semanas.

Ahora, después de 11 semanas, el país contabiliza 4 mil 640 casos positivos de Covid-19 desde que comenzó la emergencia por coronavirus mientras que las muertes por el temido Covid-19 ascienden a 194 de acuerdo a estadísticas oficiales.

Bajo ese contexto, Honduras sueña con la ilusión de una apertura inteligente que permita salvar lo que queda, de una economía que fue puesta en jaque por infame coronavirus.

Desde que se inició la emergencia y entraron vigencia las medidas de distanciamiento social con restricción absoluta de la movilidad ciudadana, la actividad económica quedó paralizada en un 90 por ciento.

Solo continuaron operando el sector productivo y agroalimentario, además de la salud, este último responsable de hacer frente al virus.

Luego se permitió la apertura de supermercados, bancos, gasolineras, farmacias y más tarde las ferreterías, estos por considerarse necesarios para el abastecimiento de la población en cuarentena.

Semanas después se sumaron los restaurantes de comidas rápidas y en los últimos días se abrieron los salones de belleza y barberías, mientras se avanza en el sector construcción y los talleres automotrices.

De acuerdo a fuentes de la empresa privada se estima que un 25 por ciento de la economía esta activa en este momento.

El 1 de junio la fecha elegida

Lo que pasa ahora, es que se ha fijado el próximo 1 de junio como una eventual fecha para abrir la economía y de llegar a suceder se continuará con las restricciones a la circulación, es decir, si una empresa emplea 10 trabajadores probablemente tenga que trabajar con dos porque serán los únicos que puedan circular ese día.

Asimismo, las empresas tendrán que hacer uso obligatoriamente protocolos de bioseguridad elaborados por la Secretaría de Trabajo.

Para el economista del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Ismael Zepeda, no es momento para flexibilizar las medidas porque el país aún camina a ciegas por la pandemia y “no hemos tenido la suficiente contundencia para tener un proceso de verificación o mínimo lo de las pruebas rápidas y sobre todo tener el conocimiento, el nivel de contagio, la velocidad de contagio y los sectores territorios que están más contagiados”.

“Creo que por la necesidad sin duda de una reapertura económica podemos caer en el pensamiento de que bueno posiblemente teniendo algunas medidas de bioseguridad o de protocolos para algunos rubros económicos pues daría como la ilusión de que se puede apertura inteligentemente”, mencionó la fuente a Hondudiario por comunicación telefónica.

Para fundamentar lo anterior explicó que el asunto primordial es que no se tiene la información necesaria que son en base a las pruebas, y saber los niveles de contagio, velocidad y todo lo que da ese levantamiento, pero sobre todo la estratificación de las zonas y los reportes sobre la enfermedad.

“Entonces creo que no es momento porque seguimos a ciegas”, sostuvo haciendo referencia a la falta de datos e información que determine el estado de infestación del Covid-19 en la población.

Entre la economía o la salud

Sin embargo, mencionó que Honduras se enfrenta a la disyuntiva de elegir entre la salud o la economía y que tanto el Gobierno como los ciudadanos se han decantado por esta última porque “si no nos mata el Covid nos mata el hambre”.

Seguidamente ahondó en que muchas empresas han tenido que cerrar dejando sin empleos una gran cantidad de la población y que con la reapertura “la tasa de letalidad, podríamos decirle del Covid frente a las empresas, tratar que se minimice”.

En esa misma dirección, añadió que lastimosamente las proyecciones son hacia la informalidad, crecientes índices de pobreza y desigualdad para las personas que se han quedado sin empleo, donde según la empresa privada se han perdido más de 500 mil puestos de trabajo durante la pandemia.

Para finalizar el entrevistado concluyó que los que podrían dar una respuesta si realmente se va a poder dar apertura inteligentemente son los epidemiólogos e infectólogos, expertos que estén en la punta de la lanza en el combate a la pandemia.

Expertos en materia sanitaria consideran que las medidas de desconfinamiento solo durarán unas semanas por la falta de cultura de los hondureños a la hora de tomar en cuanta las medidas de bioseguridad. OB/Hondudiario

 

 

 

 

 

 

 

 

URL Corta: https://bit.ly/2AkgpuS