“No hay que ser cerrado de cabeza, pensando que la epidemia es un invento”

209 views

***El purpurado insistió que la apertura inteligente debe significar acudir al médico sin perjuicio alguno.

Tegucigalpa, Honduras

El cardenal Óscar Andrés Rodríguez, durante la homilía de este domingo, hizo un llamado a la población a hacer una renovación en Honduras para pasar de una fase de división a una etapa de solidaridad y nueva vida y que la apertura inteligente es acudir al médico si hay algún síntoma, usar la mascarilla y usarla bien.

“La normalidad no debe ser volver atrás con los mismos vicios y pecados porque eso significaría volver a contagiarse”, señaló Rodríguez.

“Vivimos divididos por ideologías, por egoísmos, vivimos divididos por odios, resentimientos, rencores, pecados o aceptamos hoy que el Espíritu Santo venga y renueve a nuestra Honduras”, añadió.

Señaló que realmente “en nuestro mundo cuando no hay espacio para el Espíritu Santo, se vive en guerra, en división, en violencia y en grandes injusticias y esto es válido también para nuestra iglesia, cuando el Espíritu Santo está ausente en las comunidades, vienen divisiones, enfrentamientos, vienen envidias y maleficencia, murmuraciones, sin el Espíritu Santo en nuestro mundo, en nuestra iglesia, en nuestras relaciones humanas, nos convertimos en la torre de Babel, es decir vivimos en la confusión y no logramos entender”.

El purpurado insistió que la apertura inteligente debe significar acudir al médico sin perjuicio alguno.

Debería significar también hacer uso de la mascarilla responsablemente, cumplir con las medidas de desinfección, no salir si no es necesario y no ser cerrado de cabeza, pensando que la epidemia es un invento surgido en la China o de la OMS.

“En dos meses y medio en confinamiento se ha hecho un sacrificio y sería triste que por una imprudencia se perdiera todo lo que se ha ganado”, apuntó.

El líder religioso pidió recordar que nuestro mundo está marcado por la pobreza, la violencia, las grandes injusticias y el desamor y precisamente hoy tenemos presente de una manera especial a los que han fallecido a causa de esta gran pandemia del coronavirus, también a los que lloran todavía a causa de tanto dolor y sufrimiento por las consecuencias económicas que estamos padeciendo.

“Deseamos que el amor del Espíritu Santo llegue a todos los rincones de nuestra Honduras y nos haga más solidarios”, destacando la labor de los médicos, paramédicos, enfermeras, voluntarios, miembros del ejército, policía y seglares.

Cabe señalar que las autoridades planea abrir un nuevo periodo de normalidad a partir de la próxima semana, suavizando las exigencias de confinamiento entre la población, salvo excepciones debido a la pandemia. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3dkw1gL