EE.UU pide interrogar al príncipe Andrés sobre caso Epstein

807 views

***Tras su vinculación amistosa con Jeffrey Epstein, el príncipe Andrés podría ser llamado a declarar sobre el caso de explotación sexual a menores en unos meses.

Tegucigalpa, Honduras

Pese a que, el príncipe Andrés confirmó en una entrevista a la BBC en noviembre pasado, que tenía una amistad con el fallecido empresario, Jeffrey Epstein, acusado de explotación sexual a menores de edad, el duque siempre negó haber participado en actos inapropiados.

Ahora, se dio a conocer que el hijo de la reina Isabel II podría ser llamado para rendir una declaración sobre el caso y sus vínculos con Epstein. De acuerdo con el diario británico, The Sun, Estados Unidos está exigiendo a Gran Bretaña la colaboración de Andrés, quien, por primera vez en la historia, está involucrado en una investigación criminal.

Hasta la fecha, el duque de York se había negado a ser interrogado, por los fiscales de Nueva York, quienes llevan el caso de tráfico sexual de Epstein. Cabe mencionar que hace unos meses el príncipe también se vinculó directamente con el crimen, luego de que, Virginia Roberts Giuffre acusara a Andrés de haber mantenido relaciones sexuales con ella, cuando todavía era menor de edad. Según el testimonio de la víctima, los encuentros sucedieron en tres ocasiones, ente 2001 y 2002.

Aunque el príncipe Andrés niega rotundamente haber mantenido relaciones sexuales con Virginia, el Departamento de Justicia de Estados Unidos ha aumentado su interés por hablar con él. Por esa razón, interpuso una solicitud de asistencia legal mutua (MLA) a la oficina central, esto significa que las autoridades estadounidenses se saltaron cualquier solicitud con el palacio de Buckingham y echaron mano directamente de este tratado legal que se tiene con el Reino Unido y que solo se utiliza en casos penales.

Esto quiere decir que aunque el duque niegue cualquier responsabilidad en el caso, será obligado a declarar ante un tribunal en Reino Unido como testigo. Esta medida también ejercerá presión sobre el príncipe para que presente pruebas.

Según fuentes consultadas por el medio, es posible que Andrés no conozca la solicitud MLA , ya que los países involucrados legalmente están obligados a mantenerlos en secreto: “Es una gran declaración de intenciones de los Estados Unidos y mueve a Andrés al ámbito de una investigación criminal. También es francamente una pesadilla diplomática”, dijo una fuente.

“El departamento de justicia no hace una solicitud de esta naturaleza a la ligera, especialmente una que involucra a un miembro de alto rango de la familia real británica. Pone al gobierno del Reino Unido en una posición muy difícil y al duque de York aún más”

The Sun tuvo acceso a información privilegiada donde salió a la luz que dicha solicitud fue presentada formalmente por el departamento de justicia el mes pasado, bajo los términos de un tratado MLA de 1994. En caso de que se otorgue, los fiscales estadounidenses tendrán dos opciones. La primera es asistir a una entrevista y dar una declaración firmada, esta medida se aplica regularmente solo para los testigos y no estaría bajo juramento.

Ante la falta de cooperación por parte del príncipe, las autoridades en Estados Unidos tendrían que tomar una segunda opción. Eso significa que Andrés tendría que asistir al Tribunal de Magistrados de la ciudad de Westminster, en Londres, para proporcionar evidencia oral o escrita bajo juramento.

En caso de negarse, sería obligado a asistir mediante un citatorio y los abogados del departamento de justicia podrían interrogarlo, es importante resaltar que Andrés no tiene inmunidad soberana de enjuiciamiento como su mamá, la reina Isabel II.

Cualquier sesión de evidencia podría llevarse a puerta cerrada, sin medios de comunicación ni público presente. En esta etapa del proceso, el duque de York tendría derecho a la “quinta enmienda”, lo que significa que puede permanecer en silencio para evitar una autoincriminación. No obstante, los expertos en leyes de Estados Unidos aseguran que, en caso de que Andrés quiera permanecer en silencio, puede ser contraproducente.

“Si bien, el príncipe se reservaría el derecho de negarse a declarar en virtud de la quinta enmienda a la constitución de los Estados Unidos, el impacto en su reputación ya disminuida sería considerable y se podrían extraer indiferencias adversas contra él, en los litigios civiles relacionados, lo que llevaría a un posible juicio por incumplimiento”. Quién/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3cIhNoL