El problema no son las compras directas, “sino la falta de transparencia”

337 views

***Se estima que de los 9.2 millones de hondureños, 65 de cada cien viven en situación de pobreza y, de estos, 42 en condición de pobreza extrema

Tegucigalpa, Honduras

El analista político Olban Valladares declaró que la compra directa de suministros es el procedimiento adecuado para enfrentar la “guerra” que se libra contra el Coronavirus, sin embargo, señaló que el problema y lo que preocupa es la falta de transparencia.

El que se haya aprobado que las instituciones del Estado encargadas de adquirir los suministros, para combatir la pandemia del COVID-19, lo hagan de manera directa no debe sorprender a nadie porque es ese el procedimiento adecuado.

Explicó que en una “guerra” como la que se está librando en el país contra el Coronavirus, no se tiene que estar esperando procedimientos complicados para poder adquirir medicamentos y demás implementos que se necesitan de urgencia.

Lo malo, según el analista, es que no exista transparencia en la utilización de los recursos, principalmente, en la manera en que se hacen las compras.

Destacó que al momento de hacerlas se debe tomar en cuenta si hay intermediarios, si la misma se hace directamente con los fabricantes, si las empresas son reconocidas y calificadas y si no ha habido “moje” por dentro.

Recomendó al gobierno incluir al Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) y al Tribunal Superior de Cuentas (TSC) en estos procedimientos para que el pueblo hondureño empiece a tener confianza.

Valladares considera que la corrupción, en el país, es un “cáncer” que condena al pueblo hondureño a mantenerse en altos niveles de pobreza, situación que afecta alrededor del 65 por ciento de la población.

Se estima que de los 9.2 millones de hondureños, 65 de cada cien viven en situación de pobreza y, de estos, 42 en condición de pobreza extrema.

Algunos informes establecen que alrededor de 3.4 millones de hondureños, que representan el 38% de la población, viven con menos de un dólar al día.

Un informe del Foro Social de la Deuda Externa (FOSDEH) estima que el impacto de la corrupción le costó a Honduras, entre los años 2014 y 2018 (5 años) unos 254,058 millones de lempiras (unos 10.166 millones de dólares) lo que supone el 10 por ciento y el 12,5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB).

Situación que se considera alarmante, al concluir que, el monto que se pierde en tan solo cinco (5) años equivale a casi todo el presupuesto utilizado en un año por el Gobierno de la República.

El presupuesto general de ingresos y egresos de la República aprobado, en diciembre pasado, por el Congreso Nacional (CN), para el año 2020, fue de 282,355.5 millones de lempiras. GO/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3evXAEt