Días oscuros en el personal sanitario, pero siguen de pie sirviendo a la población

1030 views
Coma

*** Más de 40 profesionales de la salud han muerto desde el comienzo de la pandemia. En la última semana siete colegas perdieron sus vidas.

Tegucigalpa, Honduras.

Honduras se encuentra en medio de uno de los periodos más mortales para el personal de salud, con la muerte de más de siete médicos y enfermeros en las últimas dos semanas.

Reconociendo su incalculable sacrificio por el bienestar del pueblo hondureño, Hondudiario reconoce el sacrificio de:

Lidia Amaya – Licenciada en Enfermería, Hospital Mario Catarino Rivas

La enfermera falleció el pasado 29 de julio por supuestas complicaciones de coronavirus .

Se conoce que Amaya brindó 40 años de su vida al centro de salud.

Además de contraer la enfermedad, la enfermera luchaba contra el cáncer.


Patricia Padgett Campos – Hospital del Tórax y Santa Rosita

La doctora Padgett falleció el 29 de julio a la edad de 42 años por complicaciones del coronavirus.

Su hermano, John Padgett la describió como un” ejemplo de bondad, cariño, amor y servicio a sus pacientes, amigos y familiares.”

Además, agradeció a su hermana “por sembrar tantas muestras de amor y cariño hacia mí, mi madre, mi padre (QDDG) y hermanos.”


Thomas Alberto Cáceres – Hospital Mario Catarino Rivas

El doctor Cáceres falleció el 30 de julio una semana después de ser diagnosticado por COVID-19.

Cáceres era catedrático de la Universidad Católica de Honduras en San Pedro Sula (UNICAH-SPSP).

El Dr. Cáceres “ha pasado por nuestras vidas dejando luz, que su recuerdo permanezca y su trayectoria sea recordada, siempre en nuestros corazones,” escribió la Universidad en su nota de duelo para el médico.

Luego de su muerte, sus estudiantes postearon un video de la celebración del cumpleaños del galeno.


Mauricio Erazo – Hospital Gabriela Alvarado

El profesional de la salud fue un reconocido ginecólogo en la ciudad de Danlí en donde prestaba sus talentos en el Hospital Gabriela Alvarado.

El 30 de julio el Dr. German Erazo Santos falleció en Tegucigalpa.

Sus amigos y colegas escribieron en redes sociales que Erazo era un “amante de la raza pastor alemán y de la competencia”.

Así mismo le agradecieron “por los consejos y momentos vividos. Hasta pronto Dr. Mauricio Erazo”.


Pablo Ulloa – Director de Clínicas Periféricas de Emergencia (Clipers) en Tegucigalpa

El doctor Ulloa era el director de las Clipers, o clínicas periféricas de la ciudad capital. El galeno era originario de San Isidro en Santa Cruz de Yojoa.

Sobre su defunción una persona quien se describió como su paciente expresó, estoy que él “atendió a miles con su equipo. Yo fui una de ellas. Mis condolencias a su familia y amistades. Descanse en paz.

Así mismo, el doctor Hugo Fiallos expreso impotencia ante las condiciones de sus colegas, quienes a pesar de ser humanos “nos dicen héroes. Nos llaman ángeles. Ángeles es en lo que nos estamos convirtiendo.”

Ulloa murió la tarde del 5 de agosto.


Obdulio García – Unidad de Hemodiálisis del Instituto Hondureño de Seguridad Social

El médico utilizaba tácticas ingeniosas para alegrar la visita de sus pacientes.

El Dr. García fue un reconocido pediatra en la comunidad de Puerto Cortés.

El galeno fue reconocido por su dedicación a los niños más vulnerables y por alegrar la experiencia de los niños a el doctor.

En ese sentido cabe reconocer que el médico ostentó el cargo de director del Hospital de Puerto Cortés y gerente de un centro de salud privado del área.

El presidente de la Asociación de Médicos del IHSS en SPS, Carlos Umaña, lo describió como un “un héroe de primera línea”, y un “querido amigo y compañero de promoción”.

El doctor García falleció el 5 de agosto.


Evy Acosta – Hospital de Especialidades del IHSS

El último profesional en dar su vida fue el auxiliar de enfermería, Evy Acosta, quien falleció el jueves 6 de agosto.

Acosta dedicó 16 años de su vida profesional al Hospital de Especialidades del IHSS de la Granja, laborando en el área de hemodiálisis.

Sus colegas y pacientes se despidieron de él durante la mañana con globos blancos y muestras de afecto.

Sus pacientes lo describieron como “un hermano una persona especial, alegre, servicial, un ser de luz que lleno de bellos recuerdos nuestros momentos compartidos”.


Ellos y ellas son los últimos profesionales de la salud que dieron por la medicina y sus pacientes, sin embargo, dificultosamente no serán los últimos debido a la pandemia.

Al momento, señalan que más de 50 médicos y enfermeras han muerto por el coronavirus. MM/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/3khFbhP
Coma