Estados Unidos evalúa retirar a diplomáticos de Irak y crece el temor ante posible conflicto

553 views
Coma

***Esto, a su vez, podría abrir la posibilidad de una acción militar a pocas semanas de la elección presidencial para la que Donald Trump ha hecho campaña con su postura de línea dura hacia Teherán y sus aliados.

Tegucigalpa,Honduras

Estados Unidos ha hecho preparativos para retirar a sus diplomáticos de Irak tras advertir a Bagdad que podría cerrar su embajada, según revelaron a la agencia Reuters dos funcionarios locales y dos enviados occidentales, una decisión que los iraquíes temen vuelva a convertir a su país en una zona de guerra.

Cualquier movimiento de Estados Unidos para reducir su presencia diplomática en un país donde tiene hasta 5.000 soldados sería visto en la región como una escalada de su confrontación con el régimen de Irán, que según Washington está detrás de una serie de continuos ataques con misiles y bombas hacia sus fuerzas.

Durante los últimos meses se han producido numerosos ataques contra compañías iraquíes que trabajan para la coalición internacional y contra objetivos de la propia coalición, incluido uno contra un convoy diplomático británico la semana pasada en Bagdad.

Esto, a su vez, podría abrir la posibilidad de una acción militar a pocas semanas de la elección presidencial para la que Donald Trump ha hecho campaña con su postura de línea dura hacia Teherán y sus aliados.

El secretario de Estado Mike Pompeo deslizó la posibilidad de cerrar la embajada en una llamada telefónica hace una semana con el presidente Barham Salih, dijeron dos fuentes del Gobierno iraquí a la agencia británica.

Washington había comenzado el domingo con los preparativos para retirar a su personal de la sede si se lleva a cabo esa decisión, indicaron las fuentes y los dos diplomáticos occidentales.

Una fuente de preocupación entre los iraquíes es que la retirada de los diplomáticos podría ser seguida rápidamente por una acción militar contra las fuerzas a las que Washington culpa de los ataques.

El clérigo iraquí Moqtada al-Sadr, que cuenta con millones de seguidores en Irak, emitió un comunicado la semana pasada pidiendo que se evite una escalada de las tensiones que convertiría a Irak en un campo de batalla.

Uno de los diplomáticos occidentales dijo que Washington “no quiere limitar sus opciones” para debilitar a Irán o las milicias proiraníes en Irak. Cuando se le preguntó si esperaba que el Gobierno estadounidense respondiera con medidas económicas o militares, el diplomático respondió: “Ataques”.

El Departamento de Estado, consultado sobre los planes para retirarse de Irak, expresó: “No comentamos sobre las conversaciones diplomáticas privadas del Secretario con líderes extranjeros (…) Los grupos respaldados por Irán que lanzan cohetes contra nuestra embajada son un peligro no solo para nosotros sino para el Gobierno de Irak”.

El último episodio de esta naturaleza tuvo lugar este mismo lunes, cuando al menos cinco personas, incluidos tres niños, murieron a causa del impacto contra su vivienda de dos proyectiles disparados contra el aeropuerto de Bagdad, según confirmó el Ejército del país.

El Mando de Operaciones Conjuntas señaló a través de un comunicado publicado en su cuenta de Facebook que los proyectiles han impactado en una casa en el distrito de Al Raduaniya.

“En un momento en el que el Gobierno y las fuerzas de seguridad están haciendo todo lo posible para proteger los intereses de los ciudadanos, extender la ley y apoyar la estabilidad, bandas criminales y grupos ilegales cometen atrocidades para crear el caos y aterrorizar a la gente”, indica un párrafo del comunicado de las fuerzas iraquíes.

Así, manifestó que el primer ministro y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, Mostafá al Kazemi, ordenó que se tomen medidas contra los responsables de este tipo de incidentes, y reclamó la apertura de una investigación para juzgar a los culpables.

El incidente ocurrió horas después de que el presidente del comité de Seguridad del Parlamento iraquí, Mohamed Rida, anunciara que Al Kazemi ordenó la apertura de investigaciones por los continuados ataques contra objetivos de la coalición internacional y las misiones diplomáticas extranjeras en el país.

Las tensiones entre Washington y Teherán han aumentado desde que Estados Unidos se retirara en 2018 del acuerdo nuclear de 2015 y repuntaron en enero pasado después de que el Ejército estadounidense abatiera en un bombardeo con drones en Irak al jefe de la Fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria, Qassem Soleimani.Infobae/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/2EHgQ5h
Coma