Actividad portuaria también contamina al Golfo de Honduras, dice estudio desde 2010

2089 views
Coma

*** La investigación tripartita, Honduras, Guatemala y Belice, desde hace 1o años estableció unir esfuerzos para reducir impactos ambientales, pero nada se cumplió por falta de acuerdos.

Por: Josué Quintana Gómez

Tegucigalpa, Honduras. El transporte marítimo de Belice, Guatemala y Honduras, contaminan el mar caribe y es una amenaza permanente para el Arrecife Mesoamericano, también para los recursos marino-costeros en todo el Golfo de Honduras, donde se suman miles de toneladas de basura que arrastra el río Motagua hasta las playas de Omoa y Cortés, provocando daños incuantificables.

Hondudiario tuvo acceso a varios documentos y/o estudios elaborados entre 2009 y 2010, donde autoridades de estos tres países establecieron una serie de acciones y políticas para frenar el impacto ambiental, pero “desacuerdos diplomáticos echaron a perder esa investigación”, dijeron varios técnicos y exfuncionarios hondureños que participaron en el “Análisis de Diagnóstico Tripartito (ADT)” y el “Plan de Acción Estratégica (PAE)”.

Se conoció que para buscar la sostenibilidad de las pesquerías, el buen estado de los arrecifes y playas, el Plan de Acción (PAE) señaló desde el 2010 que Honduras, Guatemala y Belice tenían que “prevenir y reducir la contaminación por actividades marítimo portuarias” y para lograrlo se debía “Procurar el equilibrio financiero del servicio (portuario), considerando diferentes estrategias para la provisión de recursos”.

 El documento insiste que para buscar una salida, todos “los actores involucrados incluyen a los Ministerios de Relaciones Exteriores, a las autoridades ambientales, de ganadería y agricultura y de salud pública así como a los gobiernos y municipalidades costeras, a las autoridades relacionadas a la pesca y las áreas protegidas, a los consejos nacionales de ambiente, agua y saneamiento, a las entidades y empresas privadas vinculadas al sector productivo y a las universidades y ONGs; además, por su importante papel en el ámbito regional, corresponde mencionar a la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD)”, pero la contaminación en el Golfo de Honduras sigue imparable.

Parala la presidenta del grupo Amigos del Medio Ambiente (AMA Puerto Cortés), Ericka Bautista, desde el Estado de Honduras se ha tenido interés en que Puerto Cortés se desarrolle con un enfoque portuario y no turístico.

“El problema ha sido el desinterés, siempre se ha visto a Puerto Cortés como sitio portuario, que está bien, pero aquí el turismo es mínimo y hay mucho potencial”, opinó.

Ante esto, hace más de 10 años se tenían que promover “estudios básicos que identifiquen, a nivel nacional, las actividades económicas costeras factibles de ser incluidas”. A juicio de Bautista esto no ha ocurrido.

La ampliación de las terminales portuarias, debido al cambio climático, es otro desafío que tienen estos tres países, y en el caso particular de Honduras quien tiene la concesión es la Operadora Portuaria Centroamericana (OPC), pero el tema ambiental aparentemente es indiferente, igual que los gobiernos de Guatemala y Belice.

Se conoció que OPC, “como compensación ambiental y social”, apoya varias actividades en la bahía de Omoa, especialmente en Puerto Cortés, pero “estas podrían ser más tangibles”.

Para tratar la problemática ambiental, los “desacuerdos diplomáticos” entre Honduras, Guatemala y Belice “han impedido que esas estrategias fueran implementadas”, pese a que desde 2010 el “Proyecto para la Protección Ambiental y Control de la Contaminación Originada en el Transporte Marítimo en el Golfo de Honduras” marcó pautas claras, según exfuncionarios ambientales hondureños en esa época.

En la actualidad y enmedio de la problemática ambiental de la zona, el turismo comunitario parece reactivarse poco a poco en Puerto Cortés y el gobierno local impulsa algunas alianzas para destacar los atractivos del municipio, en los próximos días cumpliendo las medidas de bioseguridad por el covid-19.

En tal sentido, la Asociación Hondureña de Ornitología y el Club de Avistamiento Zorzales tienen programas establecidos de visitar mensualmente, por un año, la Laguna de Alvarado, para fotografiar su biodiversidad, donde la próxima visita esta prevista para el 22 de noviembre.

Asimismo, este año, la Laguna de Alvarado y su sistema de canales fueron acogidos bajo la Convención de Ramsar, que es un tratado intergubernamental para proteger los humedales del mundo. JQ/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/2HE5Gze
Coma