“Desinformación o verdad”

661 views
Coma

“Desinformación o verdad”

Por Marino Ortariz

Los periódicos de papel, la radio, la televisión y sumados los medios digitales, se han convertido en los soportes informativos en todo el mundo, sin embargo con la influencia de las tecnologías, especialmente de los celulares (Android) el manejo de la información es más accesible y con mayor rapidez, la cual, no siempre es verdad y la noticia falsa provoca desconfianza y/o es desinformación.

Asimismo, la proliferación de medios tradicionales, como los canales de televisión y las radios, sumado a los medios digitales, todos competidores entre sí para informar supuestamente, han dejado en segundo plano la calidad de información verdadera y hasta el formato de redacción periodística. Conste que sólo existen cuatro periódicos de papel que se conocen a nivel nacional en Honduras.

Para frenar la desinformación existen varias rutas prácticas, la primera y, o más importante es que la fuente generadora de la información siempre diga la verdad, atender el rumor que casi siempre se origina en interior de la casa o institución. La segunda es contar con una estrategia de comunicación interna y externa, sumadas a rutas de contingencia, partiendo de las acciones proactivas y/o bien reactivas, cuando trasciende información inevitable a través de las redes.

Esta confirmado que en el mundo, escasamente y casi nadie, pueda repetir en el mismo instante, veinte palabras de otra persona, en tal sentido, desde allí se origina la desinformación en los medios de comunicación, máxime cuando los redactores, escritores, locutores y editores, se olvidan de transmitir y opinan a su manera tratando de informar con tendencia negativa o positiva, tratando de ser los primeros.

Empero, “la desinformación es un elemento que separa, disuelve en vez de construir, sobre todo la desinformación cuando tiene objetivos, no cuando es casual”, expresó en su momento Marcelo Bielsa.

A ese concepto sumamos, la técnica mediática y su influencia perceptiva que se resume en una frase, atribuida a Göbbels un líder nazi, que «Una mentira repetida mil veces se convierte en verdad», utilizando todos los medios para conseguir sus propósitos a través de una propaganda, con orientación, censura y consignas repetidas en los medios de comunicación.

Hoy en día, una versión noticiosa, verdad o mentira, vista desde de cualquier escenario ideológico casi al instante crea a través de las redes una “escenografía colosal” que, impresiona o asusta, especialmente cuando el actor es directo o simplemente un público objetivo de los medios que frecuentas.

Como ejemplo de la desinformación o verdad, vale indicar que, aunque las escenografías creadas en este caso, por el gobierno de turno aún teniendo a su favor gran parte de los medios de comunicación y/o que están al servicio de una ideología o del partido de turno, las redes y la tecnología del internet casi sin control serán el peor enemigo o el mejor aliado.

Es aquí, donde el riesgo reputacional es inminente, porque “la sucesión rápida de noticias breves y fragmentadas producen un doble efecto negativo de sobreinformación y desinformación (IGR)”.

Entonces, en la actualidad queda en evidencia que en el país, el gobierno a preferido estratégicamente mantener confundida la opinión pública, provocando diferentes escenarios mediáticos que se convierten en distractores y aunque provoquen críticas negativas, la administración parece indiferente y es por eso que cualquier verdad a la fecha, los mismos medios de comunicación la vuelven increíble, por lo tanto a la fecha vivimos entre la desinformación y la verdad. MO

 

URL Corta: https://bit.ly/3nj7zkB
Coma