Los nacimientos, tradición e historia en los hogares de los hondureños

1693 views
Coma

***En Honduras se utilizan figuras de barro o plásticas para representar el nacimiento de Cristo y aún se mantiene como tradición tapar al niño Jesús que se descubre hasta la media noche del 24 de diciembre.

Tegucigalpa, Honduras

En los hogares de Honduras y el mundo, casi nunca falta el nacimiento, mismo que se empieza a construir en los primeros días de diciembre. Aunque en nuestro país hay una gran cantidad de tradiciones navideñas (posadas, pastorelas, villancicos, robo del niño y fiestas, etc.), estas giran alrededor del nacimiento, pesebre o portal de Belén, que rinde homenaje a la maternidad, a la infancia y a la vida de Jesús.

La Navidad tiene su origen en la tradición cristiana de Roma que se expandió por Europa occidental.

“Nosotros por ese origen, recibimos esta serie de costumbres al momento del contacto con los europeos en la época colonial. Antes de la época colonial no tenemos referencias a la Navidad porque es un acontecimiento propio del cristianismo donde se celebra el nacimiento de Cristo”, explicó el historiador Nelson Carrasco durante una conferencia para Presencia Universitaria de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Nacimientos

Entre las manifestaciones de la época navideña están los nacimientos, como se le conoce más en Honduras. Estos son una representación humana o de figuras prácticas de la venida de Jesús a la tierra, basada en pasajes de La Biblia.

En un inicio, en Honduras se utilizan figuras de barro o plásticas para representar el nacimiento de Cristo y aún se mantiene como tradición tapar al niño Jesús que se descubre hasta la media noche del 24 de diciembre.

“El nacimiento no era importante por las figuras, sino porque mediante las imágenes se entendía el significado de lo que quería decir la iglesia a través de ellas, representa un conjunto de valores para la sociedad que quería la iglesia en la época colonial. Abandonar una sociedad prehispánica para inculcar valores cristianos”, explicó el historiador Carrasco.

Los nacimientos son una de las actividades favoritas de los hondureños por su popularidad y variedad de opciones. Se viene practicando desde la época colonial, siendo muy importante en las áreas rurales.

“En Honduras, las fiestas decembrinas empezaban con la Fiesta de la Inmaculada Concepción el 8 de diciembre, que es una devoción franciscana. Desde ese día se comenzaba a elaborar los nacimientos, nacimientos implicando un compartir familiar y comunitario”, añadió.

Compartir comunitario porque al terminar los nacimientos, venían las Posadas. Se invitaban a los vecinos a compartía una comida con el fin de ver los nacimientos y cantar villancicos. De esta práctica surge una gran cantidad de gastronomía porque nacen platillos locales que incluyen mucho la geografía del lugar.

Tegucigalpa resalta en Centroamérica como una de las ciudades favoritas para pasar la Navidad por la gran cantidad de representaciones y nacimientos que se realizaban. Incluso, los nacimientos capitalismos eran adaptados a la geografía de la ciudad con los cerritos.

¡Ya el nacimiento ha roto las barreras religiosas para volverse una tradición nacional en Honduras! Marca Honduras/Hondudiario

URL Corta: https://bit.ly/2M4PdGD
Coma