Apuntes

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

VACUNA. Pues, hombre, Hilario, manda a decir JOH que a mediados de este mes arriba el primer embarque con la vacuna, así es que, no hay más tren que el que pita.

JUANCA. Como quien dice, para que el Juanca y compañía ya no sigan hablando babosadas de que cuándo puercas vienen, que tal vez a finales de año, o quizá cuando vuelva el cometa Halley, y que no sé qué, que aquí que allá.

VOTOS. Imparable el carnaval político el fin de semana. La mayoría de los candidatos anduvieron desjuiciados, cada quien por su lado, a la caza de votos. Cuál covid… cuáles contagios… cuáles palmos.

NOMBRES. El comandante Libreta tampoco quiere credenciales de mesas con nombres y apellidos, porque sería como decirle al olanchano “aquí están los reinistas”, y se los revienten o se los compren. Será.

EJE. El fin de semana murió Mario Kafati, viceministro de Senprende, el comandante de los bomberos en SPS y héroe de Eta y Iota, y otro montón de hondureños, todos por covid, pero, a los políticos les pela el eje.

FACE. El Esponda le manda a decir a los pobres cipotes y a los padres de familia que mejor ni sueñen con volver a clases face to face, ni hoy ni en lo que resta del año y que primero los fusilan.

TERROR. Eso le pasa al terror de los periquitos por andar chineando a los dirigentes magisteriales. Tanto que le costó al importado de Catacamas recuperar la gobernabilidad en la educación y Arnaldo vino a retroceder en todo.

CHICLES. Dice Esponda que solo volverán a las aulas si hay agua las 24 horas del día, si vacunan a los 60 mil docentes y les den a todos -niños y profes- gel, alcohol, mascarillas, jabón, chicles, en fin…

PAPA. Ya solo falta que también pongan como condición que venga el papa Francisco a oficiar una misa de cuerpo presente y que la selección vuelva a un mundial. Pobre, pueblo, pobre…

NADA. Los niños que son llorones y el terror de los periquitos que los pellizca. Nada hizo Educación en noviembre, diciembre y enero para que Hondutel le dé internet de choto a los niños ni para reparar las escuelas dañadas por Eta y Iota.

PUNTO. No hay condiciones para volver a las clases presenciales, es cierto, pero, aunque hubiera, ahora quien manda de nuevo en la educación pública son los flamantes dirigentes magisteriales, y se hará lo que a ellos les dé la santa gana. Punto.

PAJA. Lástima, porque esas clases virtuales en la educación pública son pura paja. Se cuentan con los dedos de la mano los cipotes que tienen acceso a internet, “pior” a una laptop o a un teléfono inteligente.

MILLÓN. Otro año perdido en la educación pública. Si el 2020 más de medio millón de niños desertaron del sistema, este año pintará llantas, por lo menos un millón. Pobre pueblo pobre…

URL Corta: https://bit.ly/36x7Yto
¡Escanéame!
Coma
Coma